Un año más el Champions for Unicef ​​ha sido un éxito rotundo. Los dos partidos, el Vintage y el de los deportistas concentraron muchas caras conocidas, muchas sonrisas y mucha solidaridad. Obviamente y como no podía ser de otro modo, los dos partidos terminaron en empate, un resultado que sospechosamente se va repitiendo cada edición, y ya van seis. «Ya llevamos varios años organizando este evento para Unicef ​​y ver como la gente quiere participar es emocionante» afirma el Jefe de comunicación del MoraBanc Andorra, Gabriel Fernández, que remarca que «es un acto que mezcla a partes iguales solidaridad y diversión y siempre es uno de los días más bonitos del año «. En el partido Vintage destacó la competitividad del ministro Jordi Gallardo, la versatilidad de la Cònsol Major y anfitriona Rosa Gili, el tiro exterior del Cònsol de San Julián José Majoral, la movilidad de la Cònsol de Encamp Laura Mas, el dinamismo del líder de la oposición por el PS Pere López o la dirección de juego del secretario de estado Justo Ruiz. Todos ellos pusieron mucha voluntad y sus esfuerzos hicieron las delicias de los espectadores reunidos en el Polideportivo del Prat Gran de Escaldes-Engordany. En el partido de los deportistas el ritmo subió de manera evidente liderado por los jugadores del MoraBanc Andorra con Moussa Diagne como líder habitual de la juerga. Entre los participantes destacaron los duelos entre los pilotos de MotoGP Álex Rins y Pol Espargaró, la simpatía del futbolista Ilde Lima o la demostración física del esquiador Alex Rius, que con una camiseta de bàsquet hubiera pasado por jugador del MoraBanc Andorra perfectamente. Los equipos participantes llevaban el nombre de ciudades de Bután: Daga, Jakar, Chhukka y Damphu. El dinero recaudado ayer irán destinados a los proyectos que Unicef ​​Andorra desarrolla a Bután. El Champions for Unicef ​​descansará ahora unos meses pero volverá seguro. La edición de ayer fue posible gracias a la colaboración del Comú de Escaldes-Engordany y el apoyo de Seriprint.