Victoria histórica del BC MoraBanc Andorra en Tenerife, 69 a 78. Una quinta victoria consecutiva del equipo de Joan Peñarroya que desde la primera etapa del club en la ACB no se repetía. Una victoria que le hace situarse con un balance de 12-9 mirando al objetivo de tú a tú.

Ambos equipos se presentaban al duelo con los mismos números en la clasificación, lo que hacía pensar en un partido de máxima exigencia y de una final en la lucha por las posiciones que dan acceso al Play-Off. Además, la competición volvía después del parón por ventanas FIBA, y dejaba en suspenso la buena racha de los andorranos.

El partido comenzaba como se esperaba, dos conjuntos que querían ser dominadores, pero con un guión diferente al de la primera vuelta. El ritmo anotador de los primeros minutos era elevado, y durante las primeras acciones de juego, los tricolores se ponían en ventaja de 8 a 12. A partir de allí, las defensas cogen el protagonismo, y los locales, sabedores de que no podían dejar escapar el rival, gestionan el ritmo y consiguen que el primer parcial termine con un 16 a 14.

La sequía en las anotaciones seguía al inicio del segundo cuarto. Por los dos lados. Minutos de incertidumbre y de precipitación. Jankovic conseguía a base de fuerza romper estos minutos secos de los de Peñarroya. Unos puntos que parecieron despertar a sus compañeros, para conseguir un parcial de 0 a 7 y situarse 16 a 21. Pero como siempre, hay que remar muy fuerte contra el rival y lo que rodea un partido de baloncesto. El Iberostar ajustaba el marcador, desde la zona de libres con muchos de estos puntos, y hacía pequeño el esfuerzo del MoraBanc Andorra. Ahora bien, utilizando nuestro lema, MAI  POR, no nos dejamos perder nunca y seguíamos metidos en el partido, nuestro momento llegaría y así fue, unos últimos minutos espectaculares liderados por un magnífico Albicy (con un 3 + 1 incluido) nos hacían irnos al descanso por delante en el marcador, 35 a 38.

La vuelta al juego era el momento de la verdad, una marcha más del rival era de esperar. El MoraBanc Andorra lo sabía, y no se dejó sorprender. En este caso, Jaime Fernández, cogía el relevo de su compañero de posición y veía la canasta como una piscina, anotando de 3 y haciendo aquellas bandejas marca de la casa. Una sensación de dominio del juego y del ritmo del partido que hacía ineficaz el trabajo local y servía de motivación al resto de sus compañeros tricolores. Sin olvidar la defensa, el ataque era fluido y contundente. 9 puntos de ventaja al finalizar el tercer cuarto, 50 a 59.

Últimos 10 minutos, todo podía cambiar, pero en este caso no fue así. Mejoró. Los de Peñarroya tenían espacio para poner una marcha más en defensa, para correr a la contra y para hacer un juego estático vistoso y eficiente. Las posibles reacciones locales quedaban en nada. Y el equipo empezaba a ver cada vez más cercana la victoria. Llegaba la máxima ventaja, 55 a 72. Era complicado que se escapara el partido. La reacción final del Iberostar Tenerfe, no hizo sufrir en ningún momento.  El MoraBanc Andorra, serio y centrado, dejó el caluroso Santiago Martín en un helado pabellón. Victoria de los tricolores, hoy de amarillo, por un 69 a 78.

Quinta victoria consecutiva. Protagonistas de esta victoria histórica, todo un conjunto, los hombres de Joan Peñarroya. Una cifra que desde la primera etapa al máximo nivel no se veía. 5 consecutivas con el parón FIBA ​​de por medio. 5 victorias con el FC Barcelona Lassa y el Real Madrid entre los equipos que han salido derrotados. 5 victorias que ayudan a sumar un parcial en los últimos 10 partidos de 7 a 3. Quinta victoria consecutiva que deja el sueño de los play-off muy, muy real.

Foto: ACB Photo/Á. Pérez