El MoraBanc Andorra ha quitado el tapón. Y de qué manera. Los de Ibon Navarro se han tomado una buena vendetta tras dos derrotas grises, de mucho castigo y mucho esfuerzo sin recompensa. Y el tapón que han sacado los ha llevado a batir el récord histórico de puntos ACB con 113. Los tricolores se han deshecho del Casademont Zaragoza por 93 a 113 en un duelo en el que la satisfacción principal, junto con la victoria, es la recuperación de la identidad que sólo se vio a rachas en los dos partidos anteriores. Los de Ibon Navarro han salido con otra cara al parquet, y eso que el acierto ha tardado en llegar. En los primeros 30 segundos de partido el MoraBanc ha hecho tres faltas personales y el comentario no pasa por si los árbitros han sido rigurosos, no, pasa por la agresividad con la que el equipo ha salido a la pista. «Independientemente del resultado hoy hemos trabajado todo el partido» ha afirmado en rueda de prensa Ibon Navarro. Y la satisfacción de la noche va por aquí. Un MoraBanc intenso y reconocible ha olvidado los problemas que podían atenazar-lo y ha destrozado a un Zaragoza que lo ha intentado fiar todo a su juego atrevido, vertical y fresco y no lo ha conseguido. Y eso que en los primeros minutos los nervios de cara al aro estaban allí y no hacían presagiar muchas cosas buenas. Un 16-7 parecía un aviso que igual tocaría volver a remar. De hecho el final del primer cuarto indicaba un 29-23 que no se ajustaba bien al plan de Ibon Navarro. Pero, se intuía que si se rascaba bajo la superficie del marcador estaban pasando cosas interesantes a nivel de actividad defensiva y capacidad para anticipar. Y así ha sido. Todorovic ha sido el abrelatas que el equipo necesitaba con una actuación de superestrella, 26 puntos para 29 de valoración y algunas canastas de mucho mérito cuando el partido estaba muy igualado. A partir del empate a 30 el partido ha sido un intento permanente (e infructuoso) de los de Porfi Fisac ​​contener el tricolores y no lo han conseguido. Porque Todorovic ha ido encontrando compañeros de viaje que se han ido pasando el testigo cada vez que ha hecho falta. Tunde ha acabado valorando 22 con 12 puntos y 7 rebotes, Hannah también 22 con 11 puntos y 5 asistencias. Pero muchos jugadores, todos se podría decir, se acabaron sumando a la fiesta. La parte romántica de la noche la ha puesto el récord de puntos y como se ha superado. Ha sido un triple de un jugador de la casa, Alexis Bartolomé, lo que ha hecho subir el 111 al marcador superando el 108 que se tenía de récord de puntos del club en un partido ACB. El miércoles a las 18h30 el rival será el Real Madrid que hoy ha estado pisando un frágil alambre contra el Valencia pero que ha acabado ganando. Será un partido especial para que el equipo lucirá una camiseta especial en homenaje a los 50 años del club.