No habrá baloncesto a puerta cerrada. De hecho, no habrá baloncesto las próximas dos jornadas. Ni baloncesto ACB, que es lo que afecta al MoraBanc Andorra, ni de ningún tipo por qué el resto de competiciones, en todos los deportes han quedado paradas en una de las medidas de choque adoptadas para frenar el avance del coronavirus. La evolución de la pandemia ha cambiado el paso de toda Europa y las competiciones deportivas, como potencial foco de contagio por las aglomeraciones de gente, se han visto afectadas. «Desde el punto de visto médico el club no tiene ninguna opinión y seguirá las recomendaciones y decisiones de las instituciones» afirma el portavoz del club Gabriel Fernández, que añade que «al igual que en su momento se nos dijo que teníamos que jugar a puerta cerrada, ahora los dos siguientes partidos se han aplazado «. Fernández afirmó también que «obviamente que los partidos tengan perspectivas de poderse disputar es mejor porque así se podrían jugar ante los aficionados». El portavoz del MoraBanc Andorra afirma también que «de todos modos los últimos días ya nos han demostrado que cada posicionamiento se debe poner absolutamente en modo provisional» y lo ha completado afirmando que «hoy hemos sabido que el Madrid está en cuarentena por un caso y desconocemos absolutamente las consecuencias completas del problema que se momento se adscriben a dos semanas sin partidos «.