Y después de casi dos meses hoy el balón ha vuelto a botar y las zapatillas han vuelto a desplegar su idioma característico cuando se deslizan y frenan sobre el parquet. Los jugadores del MoraBanc Andorra no pisaban el parqué de la Bombonera desde el día 12 de marzo que es cuando tuvo lugar la última sesión de entrenamiento de los de Ibon Navarro. Desde entonces el pabellón quedó cerrado y el confinamiento por el Covid-19 se ha apoderado de las vidas de la mayor parte de la gente incluidos los jugadores y técnicos del MoraBanc Andorra. Hoy la actividad ha vuelto, muy atenuada por las medidas sanitarias, pero los jugadores han podido volver a su hábitat natural en sesiones individuales. Los técnicos deberán respetar la distancia de seguridad entre ellos y con los jugadores en este tramo inicial de la preparación. Hoy entrenarán Clevin Hannah, Jeremy Senglin, Alexis Bartolomé, Frantz Massenat, Nacho Llovet y Hugo Bartolomé. Mañana será el turno de Dejan Musli, David Jelínek, Guille Colom, Moussa Diagne, Tyson Pérez y Dejan Todorovic. Durante toda esta semana el trabajo está programado por las tardes en días alternos. David Walker está previsto que pueda volver a Andorra el miércoles desde Ohio donde está con su familia y Bandja Sy volverá tan pronto abran las fronteras a Serbia donde está con su pareja y su hija recién nacida. «Es muy importante en este tipo de situaciones no pasarse» expone el preparador físico Miguel Ángel Rodellar sobre las sesiones que hará el equipo los próximos días. «Tampoco hay que quedarse cortos porque la idea es trabajar en la línea de siempre y con la intensidad y los descansos que corresponden». Rodellar explicó que «la idea es empezar a hacer los movimientos que se hacen en un partido de baloncesto y que hemos intentado replicar con los ejercicios en casa pero que no se pueden desarrollar al igual que en una cancha de baloncesto».