La participación en la colecta de sangre organizada a la BMB sábado desbordó todas le4s previsiones. Finalmente hubo 61 donaciones cuando las expectativas estaban situadas sobre las 25. El poder de convocatoria de la iniciativa provocó que en algunos casos hubiera esperas prolongadas que los donantes superaron con una gran sonrisa.
«Nuestra idea era pondrá a disposición de una iniciativa tan necesaria como esta nuestro altavoz y viendo cómo fue está claro que tenemos que estar muy satisfechos» afirma el Jefe de comunicación del Bc MoraBanc Andorra, Gabriel Fernández, que añade que «la idea es repetir y trabajar para que el dispositivo pueda abarcar toda la demanda que tuvimos, tenemos que charlar con la Cruz Roja que es quien tiene la palabra en temas de infraestructura».
Fernández concluye que «a pesar de ser semana santa vino mucha gente y algunos se quedaron incluso sin poder dar sangre por las esperas, en un fin de semana normal aún vendrían más».
 
La colecta de sangre fue organizada conjuntamente entre el BC MoraBanc Andorra y la Cruz Roja andorrana y contó con el apoyo imprescindible del banco de sangre y tejidos de Cataluña.