El equipo de capacidades especiales del club ha cerrado su primera temporada antes de lo que quisiera por las circunstancias de la crisis sanitaria de la Covidien-19 que han terminado afectando todo el deporte. El equipo entrenado por Joaquín Pujol y Ivan Gelabert ya sabe que no le queda ningún compromiso de este ejercicio y que es hora de hacer balance de su participación en la competición FEDIC, en la que debutaba. Y el balance no puede ser más positivo por que todos los partidos disputados se cuentan por victorias aunque en proyectos como este el verdadero triunfo se busca «en la asistencia a los entrenamientos que ha sido siempre de más de 30 personas, una cifra que podemos considerar espectacular «expone el técnico Joaquim Pujol, que añade que» lo más importante es el buen ambiente de trabajo generado y el hecho de que a medida que avanzaban los meses la asistencia no ha bajado en ningún momento «. Entre los integrantes del equipo la alegría es la nota predominante. Enric Adrán, David Ramon y Jenni Vilches agradecían «el buen trabajo realizado tanto a compañeros como a los entrenadores». Gerard Amat afirmaba que «somos los mejores jugadores del MoraBanc de nuestra categoría y se puede decir que hemos hecho una gran temporada». Las circunstancias sanitarias dejan un poco incopmpleta esta primera temporada pero a la vez hacen que la siguiente se presente excitante para todos los miembros del equipo. Uno de los objetivos será poder organizar en Andorra uno de los encuentros de la competición, que estaba prevista en la Bombonera por este mes de mayo.