Semana particular (no es sencillo ponerle un adjetivo) para el MoraBanc Andorra por qué las inmejorables sensaciones que dejó la victoria en la liga catalana han tenido que convivir con la plaga de lesiones consecuente. El equipo ha tenido que trabajar sin Jelínek, Sy y Paulí, que se lesionaron en el Palau Blaugrana y aún no pueden contar con Moussa que sigue con su rehabilitación. Por tanto Ibon Navarro ha entrenado con 9 jugadores estos días y así ha preparado el partido amistoso de mañana contra Casademont Zaragoza a puerta cerrada (18h45, TV en directo por RTVA). El técnico y los jugadores se han encontrado con esta dicotomía, por un lado, tienen los biorritmos muy positivos y por el otro están en cuadro. Una situación que mejorará con la llegada de Charlon Kloof que la próxima semana y superadas las pruebas y los test médicos se incorporará al equipo. Ante la situación el MoraBanc recupera por unos días a Alexis Bartolomé que estaba cedido en Oviedo y que ha vuelto para dar una mano.

«Con las bajas que llevamos será complicado sacar muchas conclusiones pero tendremos que afrontar el partido con mucha energía» ha manifestado a pie de bus y antes de marchar a Zaragoza el técnico ayudante David Eudal.