Ir al Palau Blaugrana siempre es excitante. Aunque ya estamos en la séptima temporada de esta nueva etapa ACB, visitar a los gigantes debe seguir generando mariposas en el estómago. El domingo a las 20h (Tv al 213 de la fibra Andorra Telecom y radio a RTVA) los de Ibon Navarro visitarán un Barça post clásico porque ayer hubo duelo contra el Madrid en Euroliga (79-72 para los azulgrana). El tema del cansancio siempre puede acabar siendo un factor pero también es cierto que los dos partidos son en Barcelona. En cualquier caso, el fondo de armario azulgrana siempre es inagotable y en este proyecto de Jasikivecius igual o más que los jóvenes están picando en la puerta para tener minutos. Desde la perspectiva azulgrana el partido puede ser una vendetta de la final de la liga catalana que el MoraBanc conquistó el mes de agosto en el coliseo culé. Aparte de esta ocasión, el MoraBanc ha ganado en el Palau tra vez más, y de manera muy clara, en el primer partido del playoff por el título de la temporada 17/18. También consta entre los dos clubes una inolidable victoria tricolor en el Palau Sant Jordi la temporada 92/93. Todos estos precedentes no acaban de jugar a favor de los de Ibon Navarro porque el rival está perfectamente avisado que si no juega concentrado puede perder.

Por parte del MoraBanc Andorra la salud vuelve a ser protagonista y en este caso parece que la previa no debería ser portadora de malas noticias. Tyson podría volver a jugar superadas las molestias de aductor y sendas parece recuperado de los problemas en el isquio que le hicieron descansar el miércoles en Rusia. Seguirán de baja Sy y Moussa. Nacho Llovet tiene claro que «el objetivo realista es intentar llegar al final con opciones sabiendo que es muy difícil, seguro que nos gustaría llegar al tramo final de partido con el marcador solucionado pero no es realista». Para el pivot será muy importante «pensar en nosotros, en hacer bien las cosas nosotros». Llovet cree que habrá que «seguir defendiendo tan bien como estamos haciendo los últimos partidos y recuperar un poco la confianza en ataque porque últimamente hemos fallado algunas canastas fáciles». Para el entrenador ayudante Paco Vázquez el partido «ya sabemos que será muy difícil porque jugamos con uno de los mejores equipos de Europa con el mejor base y el mejor 4 del continente y con un jugador como Abrines que está haciendo el mejor juego desde que volvió de la NBA «. El técnico acepta que «las bajas nos han obligado a ir adaptando nuestro juego a las circunstancias pero la defensa que hemos hecho en los últimos partidos y ha sido muy importante lo seguirá siendo en este partido». Sobre la posible influencia de la final de la liga catalana en el partido, Vázquez cree que «ese partido seguro que le sirvió a Jasikevicius para mostrar a su equipo que en la liga ACB todos los equipos te pueden ganar como hicimos nosotros ese día «.