El MoraBanc Andorra juega el domingo un partido importante a las 12h30 (Tv en directo por el canal 213 de la fibra Andorra Telecom) contra Movistar Estudiantes en la Bombonera. El partido tiene trascendencia porque si el equipo quiere engancharse a la lucha por ser protagonista tiene que empezar a sumar tras las últimas derrotas. Y es importante también para reencontrar en el paladar el sabor de la victoria. La racha negativa no es de un mes, ni de lejos. Pero es que ahora 4 partidos, ganes o pierdas, se concentran en 10 días. Las consecuencias de perder un partido se trasladan a la clasificación automática. Las de perder 4 entran también en el terreno de la confianza y el duelo de mañana entra directísimamente en este terreno. El rival ha ganado 5 partidos hasta ahora y está ofreciendo la mejor cara de los estudiantiles estas últimas temporadas. El equipo de Javi Zamora es más sólido que los anteriores proyectos de los del Ramiro. Lo que no cambia es el talento que, como suele ser habitual, tienen una plantilla llena de escopetas con facultad para desequilibrar. Abramovic, Gentile o Roberson son lo que en fútbol se diría auténticos goleadores cada uno en su estilo. El MoraBanc, por el contrario, llegará al partido sin poder recuperar ninguno de los 4 lesionados que tiene: Tyson, Senglin, Moussa y Dime. El equipo mostró poco acierto y muy buena predisposición al trabajo en los dos últimos partidos perdidos en Donosti y Panevezys. Sea como sea los de Ibon Navarro, a pesar de ir mermados, saben que toca hacer un gran partido y no será la primera vez que estos equipo ofrece una gran versión cuando más falta hace.

«Estudiantes tiene grandes jugadores y está claro que en la ACB para ganar cada partido tienes que hacer un gran partido, lo sabemos y eso tenemos que hacer mañana» ha afirmado en rueda de prensa Nacho Llovet, que es una de las voces importantes del vestuario y que ha subrayado que «quizás debemos tranquilizarnos un poco en algunos momentos porque el trabajo que estamos haciendo es buena y el ambiente en el equipo a pesar de las derrotas sigue siendo muy bueno». Para el entrenador Ibon Navarro, que también compareció esta mañana, «los jugadores están bien mentalmente aunque es cierto que estamos justos ahora mismo por las bajas pero no queremos convertir la situación en una excusa». El técnico manifestó también que «la temporada no acaba ahora y lo que tenemos que hacer es seguir trabajando bien porque en algún momento volveremos a estar todos». Navarro sí ha reconocido que las bajas por lesión «no nos han permitido aplicar la idea de rotaciones que teníamos después del Covid”