«El año pasado la tuvimos a tocar y mañana el objetivo será competir hasta el final para ganar». Estas son las palabras de Nacho Llovet sobre la final de la Liga Catalana que mañana (21h30) jugará el MoraBanc Andorra contra el Barça en el Palau Blaugrana. El partido, al igual que las semifinales, se jugará a puerta cerrada y tendrá televisión por Esport3 y radio por RNA. Para los tricolores la final de la Liga Catalana se ha convertido en uno más que agradable hábitat de cada pretemporada. La de mañana será la sexta final en las 7 temporadas que hace que el equipo ha vuelto a la ACB, y en todas el rival ha sido el Barça. La del 2018 el MoraBanc se proclamó campeón en un gran partido en Lleida. Curiosamente la única vez que no se ha jugado la final los últimos años, la competición se jugó en Andorra y Ibon Navarro fue el responsable como técnico del Manresa. Para el análisis de mañana hay un precedente muy cercano en el tiempo y es el amistoso que ambos equipos jugaron en Encamp hace unos días. El Barça se impuso en aquella ocasión por 82-90 en un duelo que tuvo dominio tricolor excepto en el último cuarto en el que los de Jasikevicius fueron absolutamente superior. Este nuevo equipo azulgrana está repleto de talento y músculo, como siempre, y parece haber incorporado más dinamismo a sus acciones. Bueno, eso y Calathes que es un estratega como pocos. Los locales derrotaron ayer un luchador Baxi Manresa en semis, debiendo trabajar pero sin sufrir hasta el final. La mala noticia en clave andorrana, y no es pequeña, es que el equipo no podrá contar mañana con Oriol Paulí y David Jelínek, ambos con problemas musculares, que necesitarán más pruebas en volver a Andorra pero que quedan descartados para la final. Sus bajas se añaden a la ya conocida de Moussa.

«La victoria de ayer nos muestra la cara del equipo, siempre sólidos y luchando en todo momento sobreponiéndose a un tercer cuarto muy malo» expone Llovet que cree que el partido de ayer «es importante para el equipo también a nivel moral «. Sobre el rival Nacho cree que «la presión es para el Barça que se dice que tiene el mejor equipo de Europa y que juega en casa». El entrenador ayudante Paco Vázquez considera que «el partido que jugamos en Encamp puede influir para que sabemos un poco lo que hará el rival, tanto nosotros como ellos, pero al final cada partido es diferente y esto es la final de la liga catalana y no creo que influya demasiado «. Vázquez manifiesta que el «Barça y sabemos el equipo que es y aunque será complicado debemos aprovechar que jugamos contra un gran equipo para seguir mejorando».