El MoraBanc Andorra tiene un partido importantísimo este domingo a las 17h en la Bombonera contra el Joventut de Badalona. Alguien podría decir, y con razón, que el partido del domingo pesa igual en la clasificación que los 14 anteriores. Y tendría razón. Por eso las ligas premian la regularidad. Pero no es menos cierto que cuando las ligas avanzan van generando finales de dramatismo equivalente o superior a los torneos de KO. Por ello, a falta de tres jornadas para acabar la primera vuelta y con la ilusión de la Copa flotando en el ambiente, el partido del domingo contra la Penya tiene este sabor de duelo decisivo. Las temporadas en el baloncesto español tienen la virtud de generar dos grandes picos de ilusión. El primero es la clasificación para la Copa y el segundo los playoffs por el título y siendo sinceros no es sencillo decir cuál de los dos picos es más alto. El MoraBanc llega a este partido con todo en sus manos si es capaz de ganar los tres partidos que le quedan. Este domingo la Penya en casa, el sábado siguiente Zaragoza en casa y el último partido de la primera vuelta será la visita a la pista del Baxi Manresa. Tres partidos muy difíciles pero que en una tabla de equivalencia parecerían la justa medida para acreditar que el equipo merece estar en la Copa. La prueba que se le plantea al equipo de Ibon Navarro está, por tanto, a la altura del premio que hay detrás. El Joventut llega al partido con el mismo balance de victorias y derrotas y también clasificado para el Top16 Eurocup, de hecho los dos equipos se enfrentarán. El equipo de Carles Duran comenzó muy mal la temporada (0-4) pero se repuso de manera excelente y ahora opta a todos los objetivos por merecimientos propios. El escolta esloveno Klemen Prepelic, cedido por el Real Madrid, es el jugador sobre el que pivotan las esperanzas de los verdinegro. Pero Prepelic está rodeado de grandes elementos como Harangody, Omic, Ventura o Zizis entre otros. Además, el Joventut ha sabido mantener la esencia luchadora de la temporada pasada. Por parte tricolor la situación de los lesionados mejora día a día pero podría ser que los tres sigan fuera por este partido. A Moussa y Tyson les quedan días y Bandja podría ser que vaya entrando poco a poco pero su concurso es muy dudoso aún para el domingo. Quien debutará en casa, seguro, es Martin Krampelj que ya tuvo unos minutos en Madrid. «Tendremos que jugar con mucha energía y seguir el plan de partido» ha manifestado Clevin Hannah en la rueda de prensa de esta tarde. El base ha remarcado «seguir el plan de partido» en un par de ocasiones y en el ámbito de la energía necesaria para intentar ganar se ha referido también «a la que nos dará nuestra gente, nuestra pista que siempre es muy importante «. Sobre el rival, Hannah ha expuesto que «es un equipo lleno de buenos jugadores y con un gran entrenador y para derrotarlos tendremos que hacer un gran partido». En relación a las aspiraciones de Copa, Clevin Hannah ha reconocido que «es un gran objetivo para nosotros pero sólo pensamos en ir partido a partido y ahora estamos concentrados en el de mañana». El técnico ayudante David Eudal ha manifestado que «espero un partido a ritmo alto con muchas posesiones y en el que la Bombonera nos ayude mucho porque lo necesitaremos». Eudal explicó que «hemos estado trabajando en la preparación de este partido y en las virtudes del rival y de Prepelic pero lo más importante mañana será que seamos capaces de jugar con la energía que jugamos a la Bombonera». Sobre la Copa, Eudal ha sido claro y taxativo «sólo pensamos en este partido».