El domingo termina la fase regular 2018/19 de la Liga Endesa. Después los 8 primeros clasificados lucharán por ser campeones en el playoff. El MoraBanc Andorra visita el domingo a las 12h30 (horario unificado, TV 274 de la fibra Andorra Telecom, Movistar Deportes 4) la pista del Unicaja de Málaga en una de esas situaciones de última hora que antes se llamaban “jornada de transistores “. Los de Ibon Navarro tienen que ganar en una pista complicadísima y esperar que la combinación de resultados les haga jugar el playoff. Para que esto ocurra el primer requisito indispensable es la victoria en Málaga, sin embargo con eso sólo la rueda de la fortuna no arranca, después tiene que perder el Divina Seguros Juventud en casa con el Movistar Estudiantes y ganar Iberostar Tenerife en Fuenlabrada. Si los canarios pierden, el factor que también serviría es una derrota de Baxi Manresa en Zaragoza. Una buena ensalada de posibilidades.
No se puede decir, ni mucho menos, que los tricolores lleguen como favoritos a esta última jornada pero sí se pueden decir muchas cosas a favor del equipo. La primera que ha ganado tres de los últimos 4 partidos y que sólo perdió contra el Barça en casa después de hacer un gran partido. El rush final ha demostrado la ambición del vestuario rehaciéndose de 4 derrotas consecutivas. La segunda que, y esto es perfectamente posible en una competición de regularidad, la temporada del equipo es más que notable y en caso de no conllevar playoff significaría haber quedado por detrás de equipos que han hecho más méritos para este objetivo. Parece una obviedad pero el riesgo de flagelación en estos casos es alto, y hay veces que el rival te supera porque hace mejor las cosas no porque, necesariamente tú las hagas mal.
Qué la temporada ha sido notable lo dicen los números. Pase lo que pase el domingo y sumando todas las competiciones oficiales, será la primera temporada de esta nueva era ACB en la que el club habrá hecho más victorias que derrotas. En las dos primeras (14- / 15 y 15/16) el balance fue 12-23, en la siguiente (16/17) fueron 17 victorias y 20 derrotas, en la 17/18 ya entrando Europa en escena la cosa estuvo en 23-25 ​​y esta temporada, antes de jugar el partido de Málaga y con la incógnita de los playoff el tema está 31-25. Por lo tanto, lo dicen los números, la temporada pasa a formar parte de la progresión del club de los últimos años con las semifinales Eurocup y la liga catalana como elementos de más luz.
Datos y números, necesarios para entender lo que ha pasado pero no siempre buenos amigos de las emociones que transmite un vestuario y el del MoraBanc está determinado a conquistar el Martín Carpena al que llegará con la baja de Stevic, que está en la recta final de la recuperación de su lesión en el brazo izquierdo. Los malagueños han ganado 4 de los últimos 5 partidos y están en buena dinámica. El partido volverá a ser una buena oportunidad para saludar viejos amigos como Gio Shermadini o Jaime Fernández.

“Es pronto para hacer balances porque todavía nos queda un partido y nosotros no hablamos de probabilidades hablamos de posibilidades, y las tenemos para hacer el playoff y tenemos que trabajar por ellas hasta el final” afirmó hoy en la rueda de prensa previa Ibon Navarro. “Tenemos que estar centrados en nuestro partido en Málaga que es el único que podemos controlar, sólo pensamos en eso” ha expuesto el técnico que sobre el rival ha afirmado que “Unicaja viene de un muy buen partido en Tenerife, está en un gran momento y espero al mejor Unicaja con lo que está claro que será un partido muy complicado porque nos enfrentamos a un equipo con mucho talento y poder físico “. Navarro ha dicho también que “en esta etapa ACB no se ha ganado todavía en Málaga y es un reto bonito para nosotros”.
Moussa Diagne ha sido el jugador que ha comparecido hoy “es una pista muy difícil, todo el mundo lo sabe pero ya hemos ganado en pistas muy difíciles esta temporada. Nuestro trabajo é sanar allí e intentar ganar, hacer los deberes y luego ya veremos “. Sobre la temporada Moussa afirmó que “muchos no pensábamos que llegaríamos tan lejos en Europa, creo que hemos hecho una grandísima temporada, una buena temporada y ahora queda luchar por este objetivo del playoff”. Diagne ha transmitido optimismo sobre este “domingo de transistores” tenemos que ganar para poder seguir soñando “.