El debutante Tyson Pérez habla de su fichaje por el BC MoraBanc Andorra. Un jugador que da el paso a la máxima categoria.

Da la impresión por lo que ha puesto en redes que está muy contento de fichar por MoraBanc Andorra.

-Lo estoy, es una oportunidad muy grande para mí y espero estar a la altura.

Es un desafío para usted.

-MoraBanc Andorra disputa dos competiciones y estoy en la mejor situación que podía estar.

¿Qué es lo que más le motiva de este salto que hace?
Entrenar duro todos los días y dar el cien por ciento cada vez que salga a la pista para que el equipo consiga sus objetivos.

¿Qué debe mejorar Tyson Pérez para triunfar en la ACB como ha hecho en otras categorías?
-Creo que puedo jugar mucho mejor de lo que lo he hecho hasta ahora y técnicamente tengo que mejorar el tiro de tres y un poco el manejo de balón.

Pensando en su historia, en Andorra hay un nombre propio que se recuerda, el de Beqa Burjanadze, llegó de categorías inferiores y lo petó mucho.
-Lo sé, me han hablado. Muchos entrenadores me han dicho que no piense que la ACB es otro mundo, que es baloncesto y que tengo que dar el cien por cien. Este miedo no la tengo.

Lo que es seguro es que los aficionados lo están esperando en Andorra para mujer muy espectáculo.
-Soy un jugador bastante físico, de los que suele dar espectáculo y sé que esto gusta a la gente. Puedo hacer un poco de todo en la pista.

Ha habido muchos dominicanos jugando en España y de muy buenos. ¿Algún referente?
-Baez. Eulis Báez. Juega de 4 y lo he visto jugar mucho.

Pues ahora le tocará jugar contra él.
-Y tanto y si es necesario ya lo reventaré a palos (ríe) o lo que haga falta.

Los mayores se acuerdan de Chicho Sibilio.
-Me han comentado muchas veces su historia, sé quién es. Sé que jugó en el Barça y la selección española. Sibilio era una bestia, lo sé.

De usted se puede decir que mezcla, como Sibilio, las escuelas dominicana y española.
-Pues sí, se puede decir que es un equilibrio bueno para mí. Tengo el físico de los dominicanos y la técnica que he aprendido en España.

Todo el mundo que habla de usted dice que es muy trabajador, buena persona y tranquilo. Mire que le pega poco el de Tyson ¿eh?
-No me pega nada la verdad (ríe) simplemente es el apodo que ya me ha quedado. Soy un chico tranquilo al que le gusta jugar al baloncesto y entrenar, poco más.

Pero le llamamos Tyson o no?
-Llamadme Tyson que es como me han dicho siempre.