El MoraBanc Andorra se ha metido en un lío. Pero uno de los bonitos. De aquellos en los que entras voluntariamente. Cuando se ha disputado un cuarto de competición, los hombres de Peñarroya están con 6 victorias y 3 derrotas y forman parte del selecto grupo de equipos que luchan por una plaza en la Copa del Rey que se disputará en febrero en Vitoria. Pero para deshacer el lío de manera dulce hay que seguir ganando partidos, 3 o 4 todavía en esta primera vuelta vibrante. Y el más importante siempre es el siguiente, fundamentalmente porque está demostrado que los objetivos a largo plazo no sirven absolutamente para nada.
El MoraBanc Andorra visita este domingo (18h TV en Movistar + y radio a RNA) un Movistar Estudiantes necesidad de victorias, lleva 3. Más o menos igual que el domingo anterior contra el Montakit Fuenlabrada tendrá que luchar contra un equipo que se quiere hacer fuerte en casa y que tiene suficientes argumentos de calidad como para derrotar a los tricolores. El más importante, sin duda , es Edwin Jackson que está en estado de gracia y que es el máximo anotador hasta ahora de la Liga Endesa. El escolta francés se está mostrando imparable pero es sólo el estilete ofensivo de un equipo repleto de buenos jugadores y dirigido por un gran entrenador como Salva Maldonado.
En el vestuario tienen clarísimo que hay que ir partido a partido, «jugada a jugada» dijo la semana pasada Antetokounmpo pero ante las preguntas de los periodistas no pueden evitar analizar las posibilidades coperas de la temporada. «Está claro que si no queremos que nos falten victorias al final de la primera vuelta, esta es la clase de partido que tenemos que intentar ganar» exponía David Jelinek en zona mixta. En términos similares se expresaba Gio Shermadini ante los micrófonos de RTVA «ganar en cualquier pista es muy difícil en la liga ACB pero lo tenemos que hacer si queremos aspirar a la Copa».
Las estadísticas dejan muy claro que desafiar la condición de local es un trabajo complicado en esta liga. El mismo MoraBanc Andorra es un buen ejemplo porque ha ganado los 5 partidos que ha jugado en la Bombonera. «En Fuenlabrada nos faltó un poco de tranquilidad en el momento en que el partido se terminó definiendo y tenemos que intentar que no nos vuelva a pasar, personalmente espero que me vuelvan a entrar los lanzamiento como el inicio de liga y así poder ayudar más al equipo en estas situaciones «exponía Jelinek. Shermadini por su parte se mostraba «contento por el rol que tengo en el equipo y que es muy similar al de la temporada pasada aunque en esta jugamos más deprisa y con más contragolpes, me toca adaptarme y me parece muy bien «.
Una victoria en la pista del Movistar Estudiantes sería la mejor manera de preparar el esperado enfrentamiento contra el FC Barcelona Lassa del domingo 11 de diciembre a las 18h en la BMB.