Hay días que son para siempre. Que quedan en la memoria y que con los años ganan aún más. El presente en estos momentos dice que el MoraBanc Andorra ha ganado esta noche el Real Madrid por 89-77 en la Bombonera y empató a uno el playoff de cuartos de final que le enfrenta con los blancos. Y el presente también dice que la victoria ha sido incontestable, fundamentada en una segunda parte impecable, llena de energía, de acierto, de buenas decisiones. El presente dice también que Llull, Randolph, Doncic, Maciulis y compañía estaban en pista en los momentos compromisos. Un análisis de lo ocurrido en la pista también revela que el Estadísitica da la razón al las sensaciones, el MoraBanc valoró 95 por 68 el Real Madrid, campeón de la liga regular de la Euroliga y la ACB y campeón de la Copa del Rey. La crónica del partido indicará que hoy se ha vuelto a ver el mejor Albciy con 15 puntos y 8 asistencias y que Shermadini ha sido un coloso con 25 de valoración para 19 puntos y 11 rebotes. Stevic, Antetokounmpo, Walker, Navarro, Schreiner … .Cada jugador que ha tenido que dar un paso adelante lo ha hecho. Se han metido manos, ha sufrido, se ha endurecido el partido hasta convertirlo en un martirio. Todo ha funcionado bien y la Bombonera ha enloquecido quizás como nunca. Y aquí está la parte central del alma de este texto. Dentro de muchos años y alrededor de una buena mesa, las personas que hoy estaban en la BMB charlarán, reirán y recordarán ese día que ganamos el Madrid. Y recordarán cómo se sentían orgullosos de haber contribuido con sus ánimos a un recuerdo como local de 15 victorias y dos derrotas en 17 partidos disputados. Una locura. Y cuando dentro de mucho, mucho tiempo los presentes lo cuenten podrán decir, «yo estaba allí!». Y podrán decir que Shermadini cogió el micro y les dijo «esto no se ha acabado, el domingo vamos a ganar en Madrid!». Y seguro que se detendrán en la imagen de un Joan Peñarroya, el hombre que nunca se deja ir, a punto de llorar viendo la imagen de un polideportivo entregado. Domingo a las 19h15 la aventura continúa en Madrid. ¿Qué puede pasar? De todo. Con este equipo nuestro de todo.