Sábado 7 de marzo. El reloj marcaba cerca de las 21h y el MoraBanc Andorra salía en bus hacia Andorra tras ganar en la pista del UCAM Murcia un partido importante para seguir en la parte alta de la clasificación. Aquella noche el equipo comenzó un paréntesis que desconocía de más de 3 meses sin partidos. Ni la pretemporada es tan larga. Pero ha terminado. Mañana se acaba. Los tricolores debutan mañana a las 15h30 en la Fase Final de la Liga Endesa contra el anfitrión Valencia Basket en partido que se podrá ver en directo por Vamos. Un debut complicado, a puerta cerrada y en un ambiente marcado por completo por las estrictas medidas sanitarias que la ACB ha marcado para poder garantizar la seguridad de todos los integrantes del torneo, principalmente los jugadores.

Desde el punto de vista estrictamente deportivo los tricolores juegan en una pista que en esta etapa ACB ha sido totalmente prohibida a sus intereses y que en el último precedente fue en esta línea por qué los taronges se impusieron claramente en el primer partido de la pretemporada (89-68). Después la temporada ha acreditado sobradamente la competitividad de los de Ibon Navarro pero aquel día, por momentos, fueron un juguete en las manos de los de Ponsarnau. De ahí que el partido de mañana es de aquellos con mucho que ganar y poco que perder. Y más aún por las bajas en el juego interior del MoraBanc, que no puede contar con Moussa Diagne y Dejan Musli. El nuevo fichaje Tunde dará una mano y por lo visto en los entrenamientos puede ser una buena pieza en el juego colectivo porque es jugador de equipo. Por parte local el base Guillem Vives tampoco será de la partida ni del torneo.

«Creo que todos pensamos que llegamos bien pero en el fondo no lo acabamos de saber del todo porque hace mucho tiempo que no jugamos un partido y por lo tanto saber cómo llegamos es muy difícil» afirmaba hoy en rueda de prensa Ibon Navarro, que añadía que «llevamos días trabajando para intentar competir lo mejor posible en una pista que, aunque no haya público, sabemos que es muy complicada». Junto al técnico compareció Dejan Todorovic que ha comentado que «será un torneo muy exigente pero los jugadores, como cualquier profesional que vuelve al trabajo, sólo podemos dar gracias de volver a jugar y tenemos muchas ganas de hacerlo». Todorovic ha afirmado que «el equipo lleva más de un mes de trabajo y toda la que antes habíamos hecho en casa, tenemos muchas ganas de jugar». Sobre las bajas en el juego interior, Ibon Navarro, afirmó que «está claro que influyen pero nos tendremos que adaptar como ya hemos hecho esta temporada cuando nos quedamos sin el Moussa o sin los dos cuatro, estamos trabajando en ello».