67-86. Victoria amplia, que no cómoda del MoraBanc Andorra en la pista del Maccabi Rishon Lezion israelí en la cuarta jornada de la regular season de la Eurocup. Los tricolores han hecho un partido excelente y sólido y han mostrado capacidad y solvencia para contener los empujes de un equipo peligroso como lo demuestra que la semana anterior aquí había perdido el Mónaco. El respeto por el rival, el tratarlo como si fuera la Virtus de Bolonia ha sido clave hoy para conseguir redondear una victoria que tal y como están las cosas es muy importante.

Los cimientos hoy han venido desde la defensa. Los hombres de Ibon Navarro han completado algunas acciones bien bonitas y han tenido mucha personalidad en situaciones de riesgo pero hay que decir que el rincón de seguridad siempre ha sido la defensa. El primer cuarto el MoraBanc ha sido un muro. El Maccabi no veía la canasta ofuscado en una montaña de brazos e intensidad. 8-21 han acabado los primeros 10 minutos y han marcado la pauta del partido. Los israelíes han reaccionado pero cada vez que han intentado consolidar sus buenos momentos el MoraBanc ha golpeado muy duro. Al descanso un 32-47 dejaba las cosas encarriladas, que no hechas.

La segunda parte no ha cambiado de guión. Intensidad tricolor. Reparto de tareas en otra actuación coral y la desazón que ha habido ha sido más por la poco de ansiedad que podía generar no haber ganado aún fuera. Los de Ibon Navarro han controlado siempre la situación y han surgido voluntarios para resolver cada problema.

La actuación ha sido coral pero si se han de buscar protagonistas, lo mejor es hacerlo en la dirección del juego. Clevin Hannah ha hecho 13 puntos y repartió 9 asistencias. Massenat ha hecho 13 puntos y ha dado 5. Jelínek ha hecho 15 puntos y ha sido quien ha hecho más. Tyson y Moussa han vuelto a estar bien por dentro. La noticia positiva de la noche ha sido el debut en Eurocup del joven del Senior B Raimon Carrasco.

Mañana viaje y luego, a pensar en el desplazamiento del domingo en Sevilla.