En un partido absolutamente loco y típico de pretemporada el MoraBanc Andorra se ha clasificado hoy para la final de la Liga Catalana derrotando al Joventut de Badalona por 77-75. Los tricolores han hecho un excelente primer tiempo en defensa y controlando ritmo y rebote. Esto ha permitido a los de Ibon Navarro dominar los dos primeros cuartos. Incluso, en un momento dado, la ventaja ha llegado a ser de 15 puntos y balón. Al descanso han sido 8., 39-31. Ninguno de los dos equipos estaba demasiado acertado en el lanzamiento y entre los dos el que había encontrado más mecanismos para hacer daño era el MoraBanc. El tercer cuarto, el arranque en particular, ha puesto el partido patas arriba hasta que ha acabado cayendo todo lo que llevaba en los bolsillos. Guiados por un Tomic haciendo de Tomic, los verdinegros han clavado un 0-14 que les ha dado el dominio del juego y del marcador. Además los triples badaloneses han empezado a entrar y la ventaja llegó a ser de once puntos ante unos tricolores colapsados ​​y superados. Pero al final del tercer cuarto ya se ha visto que el MoraBanc había quedado groggy pero todavía resistía y no estaba fuera del partido (53-60). Y en el último cuarto a base de trabajo, personalidad y arrebatos de acierto en el triple el MoraBanc se ha ido acercando paulatinamente. Ajustando la defensa y mejorando en el rebote quien ha entrado con menos luz al final ha sido, sorprendentemente, el Joventut. Como suele ser habitual, la aportación de Hannah ha sido clave en la recta final. El mejor jugador del MoraBanc hoy ha sido Tyson Pérez con 15 puntos y 10 rebotes. 14 ha hecho Hannah con 7 asistencias, 12 Tunde y 11 Jelínek. Resumiendo, demostración de personalidad de los de Ibon Navarro para sacar un partido que se había girado mucho y contra un rival que tiene un arsenal impresionante. La mala noticia del partido son las molestias con que han abandonado la pista Jelínek, por una vez, y Paulino, con algún problema muscular a tratar.