Venía el líder del grupo y cuando ha terminado el partido se ha ido el líder del grupo. El Promitheas Patras ha conquistado (son los primeros esta temporada) justamente la Bombonera por 81-91 ofreciendo un repertorio variado de las armas que se preveía añadiendo un acierto cruel desde el triple (han hecho 16) que ha terminado minando a un MoraBanc que no ha hecho un partido desastroso pero que ha sido demasiado irregular para derrotar a un equipo enrachado como este. Los griegos se han visto 11 abajo al arranque del tercer cuarto y lejos de ponerse nerviosos se han cogido bien fuerte a su convicción, a su estilo y, todo hay que decirlo, a su nivel desde los 6.75 para secar primero la ventaja y para después ponerse a mandar. Y este ha sido el momento clave del partido. Cuando se ha pasado del 50-39 en el electrónico al 62-65 con el que casi se llega al minuto 30. Al final ha sido 64-65 ela conclusión del tercer cuarto pero aquí se ha cocinado la victoria visitante, los griegos se han visto pletóricos de confianza y los tricolores han visto como les iba desapareciendo. La derrota no es ni mucho menos decisiva pero obliga a estar mil por ciento alerta los de Ibon Navarro en lo que queda de competición para poder clasificarse para el Top16 que al final es el objetivo de esta Regular Season.

La primera parte ha sido muy bonita. Ha terminado 43-39 pero se puede decir alto y claro que los dos equipos se han intercambiado y resistido golpes contundentes. El público ha vibrado y, además, por margen estrecho pero había victoria local. En el segundo tiempo, con una gran defensa sobre el perímetro tricolor y un muy buen movimiento y cuidado del balón, el Promitheas se ha acabado convirtiendo en un dolor de muelas para MoraBanc. Y un dolor de muelas que en una noche de precastanyada no encontró moscatel a mano para solucionarse. En la primera parte se ha producido una noticia que ha hecho daño al equipo, y más tal y como ha ido el partido. David Jelínek cayó lesionado en las costillas por un fuerte impacto y ya no ha jugado más (mañana le harán pruebas). Esta baja se ha notado mucho en tramos del segundo tiempo en que la defensa ha apretado mucho los tiradores locales, y en este apartado la metralleta checa es clave. Además Walker no ha tenido su día y hoy no tener los dos ha sido un lastre demasiado pesado. La valoración final de un equipo y otro (incluso para los que piensan que mirar esto puede ser tramposo) no deja lugar a ninguna duda. 79 por MoraBanc y 95 para Patras.

El máximo anotador hoy ha sido Massenat con 18 puntos y también el más valorado con 13, empatando en este apartado con Musli que ha hecho 11 puntos y ha cogido 4 rebotes. Moussa ha hecho 12 puntos y ha cogido 6 rebotes.

La vida continúa. Y intensamente para el MoraBanc porque el sábado viene el Murcia y el martes el Mónaco. Y la derrota de hoy no debe implicar nada para estos dos partidos. Hay que regenerar rápido las energías.