El deporte tiene estas cosas. Guarda una dosis de grandes alegrías para los protagonistas y sus aficiones y, de manera muy imprevisible las termina distribuyendo. Abre la mano a lo que se llama las noches mágicas. Esta noche el MoraBanc Andorra ha ganado la segunda liga catalana de su historia (dos años después de la primera) derrotando al Barça por 84-85 en el Palau Blaugrana. Evidentemente, la liga catalana cuando la temporada avanza y se coloca en los momentos claves de Copa o playoff queda muy lejos pero alimenta. Y mucho. El MoraBanc Andorra se puede considerar un proyecto consolidado en la élite pero levantar copas es materia bien complicada porque para hacerlo dejar atrás equipos que son auténticos gigantes del deporte europeo. Como el Barça. Sobre todo como el Barça y en una dimensión similar el Real Madrid. Por eso la victoria hoy de los de Ibon Navarro es importante. Por eso y porque hoy el equipo ha jugado sin Pauli y Jelínek lesionados aparte de Moussa, que sigue recuperándose. A todo esto hay que añadir que Bandja Sy no pudo jugar la recta final por una rebrincada el tobillo. Las tres lesiones están pendientes de valoración. Y a pesar de estas dificultades, el equipo ha ido rehaciéndose y rehaciendo cada vez que ha hecho falta hasta llegar al final con opciones y hacerse con el título ante el sorprendido arsenal azulgrana.

Yendo al partido el MoraBanc ha sido tremendamente responsable en defensa todo el partido. Esto ha permitido a los tricolores sobrevivir a mometo en que el Barça ha subido líneas y ha complicado el ataque. El equipo de Ibon Navarro ha encontrado refugio siempre en una defensa excelente y de aquí ha nacido la identidad de un equipo que ha querido correr siempre que ha podido. El MoraBanc sabe que jugar a cruzar las espadas contra el Barça no es razonable pero si se es capaz de generar pequeñas batallas dentro del partido el gigante puede tambalearse y caer. El partido ha sido muy igualado con este guión, la iniciativa ha sido casi siempre por el Barça pero el MoraBanc no ha marchado muy lejos. 17-15, 40-37, 60-48 y hasta el 84-85 final. En cada momento en que guiados por Mirotic (exhuberante con 28 puntos y 5 rebotes) los azulgrana estiraban un poco el marcador enseguida volvían los tricolores. A título individual el mejor hoy ha sido Jeremy sendas con 18 puntos y 6 asistencias por un imperial 27 de valoración. Tyson Pérez con 17 puntos, ha sido fantástico, y la ayuda de Hannah y Dime, con 11 cada uno, ha sido muy importante.

Resumiendo, alegría por el título, para conseguirlo ante el Barça y porque el deporte es así tanto traviesa que la victoria llega una semana después de una noche de muchas dudas contra el Baxi Manresa el Trofeo Escaldes-Engordany.