Derrota por 86-81 hoy del MoraBanc Andorra en la pista del Coosur Betis en un partido que ha sido una montaña rusa de emociones de lo más cambiante y que desde la perspectiva tricolor se ha escapado en una primera parte floja y blanda en que los locales han marchado 44-31 a los vestuarios. Y lo cierto es que el MoraBanc ha tenido opciones reales de llevarse la victoria pero ha acabado protagonizando el ingrato papel del equipo que hace la goma, que trabaja pero que acaba perdiendo. Y es que cada vez que los tricolores se acercaban, y ha pasado más de una vez, el Betis ha encontrado siempre recursos para mandar. Es una secuencia que se ha ido repitiendo durante el encuentro y que en la mayoría de las veces ha tenido un responsable, el base norteamericano AJ Slaughter que ha hecho 27 puntos y ha sido el verdugo de los de Ibon Navarro.

Yendo a la película del partido, no se puede decir que el MoraBanc haya empezado mal. 8-15 decía electrónico en el arranque. Pero no ha sido la pauta. Un 13-0 ha cambiado las cosas en seguida y se ha pasado al 21-15. Y desde entonces y hasta el final ha mandado el Betis. A ratos bien y a ratos sufriendo pero han sido siempre por delante. En la segunda parte, a base de insistir, de más defensa y de más triples, el MoraBanc Andorra ha llegado a ponerse 73-70 y ha tenido incluso un triple para empatar. Todo este esfuerzo no ha sido suficiente y el equipo marcha de San Pablo con la sensación de haber podido hacer más. Y sin haber podido inaugurar la cuenta particular de victorias fuera. El mejor hoy de los tricolores ha sido Clevin Hannah con 18 puntos y 21 de valoración.

El MoraBanc Andorra jugará ahora tres partidos seguidos en casa. Miércoles contra Promitheas Patras, sábado contra UCAM Murcia y martes siguiente contra As Mónaco.