Segunda derrota en pocos días en casa del MoraBanc Andorra. UCAM Murcia se ha llevado un partido muy igualado por 86-89 después de 40 minutos de alto voltaje y de mucha energía por parte de los dos equipos. El Murcia ha hecho de Murcia y ha jugado fuerte y al límite. Los murcianos, además, han contado con Askia Booker haciendo de Askia Booker, es decir absorbiendo buena parte del juego de su equipo y anotando 33 puntos. Por lo tanto si el rival ha hecho lo que se preveía, donde ha estado la clave para explicar la derrota de hoy? Pues el técnico Ibon Navarro lo ha explicado en rueda de prensa, «en los pequeños detalles». El MoraBanc ha remado mucho y con fuerte corriente en contra toda la segunda parte hasta llegar a tener una posición favorable para retener la victoria pero en los últimos dos minutos los visitantes han sido mejores y se encontraron con dos triples de Dino Radoncic (dos de dos) que han hecho mucho daño. No se puede ocultar que aparte de no anotar, algunas de las últimas posesiones tricolores no se han jugado muy bien. Y en un partido así, en el momento tenso y decisivo que tiene un punto más de clarividencia gana. El tema, para la moral de los hombres de Ibon Navarro, es conseguir proteger y conservar las muchas cosas buenas que el equipo ha hecho los últimos partidos a pesar de no haber obtenido premio en ninguno de ellos. Por otra parte, y buscando sentir empatía competitiva por el rival, después de los dos partidos que se le habían escapado a los visitantes las últimas jornadas hoy quizás les tocaba que saliera cara.

El partido ha sido eléctrico desde el primer instante y el público lo ha disfrutado al cien por cien, tanto que cuando al final se ha escapado la decepción ha sido proporcional a la energía invertida para ayudar al equipo. Hoy hay que decir que la Bombonera ha lucido como en las grandes ocasiones. La evolución de los parciales indica las alternativas que ha habido y como los dos equipos han llegado al final con una cuenta de méritos suficientemente amplio como para merecer la victoria. 14-10, 21-18, 26-26, 37-43, 46-52, 63-66, 74-76 y 86-89. La reacción de los de Ibon Navarro en el tercer y último periodo ha sido vibrante. Subiendo líneas defensivas, robando balones y poniendo el alma en cada pelota. Pero lamentablemente, todo este gasto de energía, ha terminado sin dar ningún rédito. Y esto puede generar frustración, por ahí posiblemente arranque el trabajo de preparación de los siguientes partidos. El abrigo de la Bombonera auguraba una buena semana y no ha sido así. Pero la vida continúa. El mejor jugador hoy ha sido Moussa, que ha hecho 21 puntos y valoró 24.

Y lo cierto es que la terapia de reconstrucción debe ser rápida para fuerza porque el martes llega un rival durísimo como el Mónaco en la Eurocup.