Hay cosas que no son para ti. No te tocan. Quizás porque no las mereces lo suficiente, no parece el caso, o tal vez porque simplemente no era el día. Y aunque pueda parecer una opción argumental muy débil y superficial hay veces que no se puede buscar mucho más allá la respuesta a una decepción como la que hoy se ha llevado el MoraBanc Andorra al quedarse fuera de las semifinales de la Liga Endesa. Los tricolores han perdido por 88-86 con el San Pablo Burgos en un partido que han dominado durante la mayor parte de los cuarenta minutos pero que al final ha acabado escapando. Y tal vez, como golpe al hígado, este es más doloroso. Perder cuando ya casi tocabas el sueño con la punta de los dedos hace aún más daño. Y, además, llevarte una decepción así es culpa del equipo que es lo que ha disparado el termómetro de la ilusión con su buen trabajo para que el MoraBanc había perdido claramente los dos primeros partidos pero su reacción ha sido fantástica. Primero destrozando al Zaragoza y ayer ofreciendo un recital contra el Real Madrid. Y la reacción, que apuntaba a revolución en el torneo, ha durado hasta el descanso de hoy. «Quizás nos ha faltado gasolina al final» ha manifestado Ibon Navarro en la rueda de prensa. Y la radiografía del partido concede crédito a la teoría. El MoraBanc ha firmado 15 minutos de partido en la primera parte que han sido una delicatessen. Similares a los del día del Madrid. Gran defensa, verticalidad y acierto. El Burgos se desguazaba ante las acometidas de Jelínek, Todorovic o Massenat que eran los estiletes del equipo. Al descanso 53-40. Curiosamente Mc Fadden ha hecho un triple desde media pista cuando agonizaba el segundo cuarto y ha dejado en 13 la diferencia. El Burgos se ha puesto en zona al inicio del tercer cuarto y con ello ha conseguido cambiar inicialmente la dinámica del partido. El MoraBanc ha perdido el nervio y el vértigo. Sin embargo los de Ibon Navarro, a fogonazos de Tyson Pérez y Senglin se han enganchado al partido y han conseguido mantenerse dominando hasta casi la recta final en la que los de Peñarroya han tomado mejores decisiones y han tenido más acierto. Yendo a los detalles, al descanso los tricolores habían perdido 6 balones a pesar de jugar muy rápido. Al final del partido, jugando más despacio, habían perdido 22. El Burgos, ganando se ha clasificado para semifinales por la victoria del Valencia contra Herbalife Gran Canaria. Los otros dos semifinalistas son Barça y Baskonia. La derrota tiene otra consecuencia y es que el MoraBanc Andorra, que llegaba sexto en la fase final, acabará noveno para que el sistema de competición marca que los semifinalistas serán los 4 primeros de la competición.