Qué gran tarde hoy en la Bombonera. El MoraBanc Andorra ha saludado la llegada del frío en el país con una actuación bien caliente e intensa que ha acabado deshaciendo a un auténtico trasatlántico de la liga como Unicaja de Málaga por un concluyente 89-73. El equipo de Ibon Navarro se ha sobrepuesto a la baja de Tyson, y las molestias de Moussa que ha acabado entrando en el partido pero le ha costado, gracias a una defensa de aquellas que se acaba convirtiendo en un dolor de muelas para el rival. Los tricolores han demostrado en todo momento llevar el partido muy bien preparado previendo los movimientos del rival hasta privarle en la recta final de la esencia física que lo convierte en un equipo muy peligroso. Piernas y manos trabajaban unidas y el jugador que entraba recitaba la lección igual que el que se sentaba. Y en ataque se vuelve a confirmar que este equipo ataca mejor cuando defiende bien. Es una retroalimentación permanente que nutre la identidad del equipo y que hace que, especialmente en casa, sea muy difícil para los equipos visitantes encontrar una buena réplica a este nivel. Ibon Navarro lleva predicando este discurso desde el verano y hay que reconocer que las cosas no siempre giran redondas pero ahora, con 4 victorias consecutivas, no se puede negar que parece haberse tocado la tecla correcta.

El partido arrancó con ventajas locales pero ha habido reacción andaluza comandada por Jaime Fernández, que ha vuelto a ser silbado por los aficionados. Al final del primer cuarto un 15-17 anunciaba que las cosas no serían fáciles Al inicio del segundo cuarto Unicaja ha mantenido un par de minutos por delante. Y hasta aquí. Una vez el MoraBanc ha ajustado las piezas la máquina se ha puesto a trabajar y Unicaja el que ha ido ofreciendo es resistencia pero siempre a remolque. Hannah sigue de dulce, Musli ha estado realmente bien, Massenat ha ayudado, sendas ha sido espectacular y Moussa ha acabado por sumarse a la fiesta. Y los secundarios como Llovet, Walker o Todorovic han aportado mucha consistencia. Al descanso 42-34. Al final del tercer cuarto 68-58 y el cuarto ya ha sido un auténtico festival. Es cierto que Unicaja no ha entregado la bandera blanca hasta los últimos 5 minutos pero la impresión ha sido en todo momento que el partido tenía un dueño. Y así ha sido.

Los más valorados hoy han sido Clevin Hannah (17 puntos I 4 asistencias) y Jeremy Senglin (15 puntos Y 3 rebotes) con 16. Han valorado 13 Muesli y Moussa. Massena ha hecho 13 puntos.

Esto no para. Miércoles otro partidazo. La Virtus de Bolonia visita la Bombonera.