Exhaustos y doloridos pero con el orgullo de haber llevado al límite a uno de los grandes del baloncesto europeo. Así estaban hoy los jugadores del BC MoraBanc Andorra tras haber perdido por 91-99 con el Laboral Kutxa en un gran espectáculo que los aficionados han sabido valorar premiando al equipo con una gran ovación. En la previa se había hablado bastante de si los hombres de Perasovic expondrían mucho en sólo 5 días de la Final 4 de Berlín. La respuesta a esta pregunta por parte del conjunto vitoriano ha sido una exhibición de respeto al precio de la entrada pagada por los espectadores que hoy han disfrutado de lo lindo en la BMB.

El Laboral Kutxa ha competido ferozmente y se llevó merecidamente la victoria ante un equipo tricolor en el que se ha vuelto a salir Shermadini. El georgiano ha sido más imperial que nunca con 27 puntos y 11 rebotes para un estratosférico 38 de valoración. Los primeros minutos del encuentro han anunciado claramente las intenciones del equipo vasco. Anotando en casi todos los ataques, el MoraBanc se veía importante para detener el enorme caudal ofensivo que se le venía encima. Con 5-11 en el electrónico, Peñarroya ha pedido más dureza a sus y luego las cosas se han equilibrado. Con muchas continuaciones exitosas con Shermadini y fuerza verticalidad, el equipo andorrano ha conseguido ponerse al nivel de los visitantes Y no era tarea fácil. Al final de los primeros 10 minutos, empate a 26.

Bertrans era el faro del Laboral Kutxa con una racha impresionante de los de los 6., 75. El segundo cuarto ha mantenido dinámicas y se han ido añadiendo jugadores a la fiesta. Por parte local Holt, Bogdanovic y Stopjanovski (han acabado con 17 el primero y 15 puntos los otros dos y por los visitantes Adams y Hanga que han finalizado el encuentro con 25 y 16 puntos. Las dos mandíbulas han aguantado el brutal intercambio de golpes pero siempre con los vitorianos más enteros. Al descanso, el 47-52 explicaba que se estaba viendo un gran espectáculo y también las dificultades de los de Peñarroya para mantener el ritmo. La reanudación ha tenido un pequeño punto de inflexión. Uno de aquellos que han permitido ver perfectamente que el rival no estaba pensando en la Final 4 de Berlín. Con dos tiros libres de Shermadini, el MoraBanc ha puesto 53-52, ha dado la vuelta al marcador. Enseguida un 0-5 devolvió el mando a los visitantes. Poco después, nuevo momento relevante. Con 60-60, nueva exhibición de determinación y parcial de 0-9. Sin embargo, a pesar del 60-69 que señalaba el marcador, hoy el MoraBanc ha sido terco como una mula y siempre se ha levantado después de momentos complicados. Después de 30 minutos de juego, 69-74. Sensaciones muy similares a las que había en el descanso. Mantener ese ritmo sería complicado por los tricolores pero el intento de hacerlo estaba teniendo gran belleza.
Problemas físicos de Shermadini, unas inoportunas rampas, han aparecido en este momento al encuentro. Y a pesar de ello. Determinado como pocas veces esta temporada, el equipo andorrano ha sabido perseverar hasta entrar en la recta final con opciones. Hasta tres ocasiones, ha habido triples para acercarse a dos y un punto ya en la recta final. Los lanzamientos de Schreiner y Luka Bogdanovic no han entrado y en contrapartida Adams y Hanga han mostrado implacables y sentenciaron. No ha faltado mucho pero el Laboral Kutxa ha venido a Andorra a conseguir una victoria que le asegurara la cuarta plaza y lo ha conseguido en un partido que ya es claro aspirante al mejor que se ha vivido esta temporada en la BMB.
El MoraBanc Andorra juega el miércoles en Sevilla (21h Teledeporte) jornada intersemanal y sábado a las 21h recibe el Río Naturaleza Monbús Obradoiro en una BMB que se despedirá de la Liga Endesa hasta el mes de octubre.