El MoraBanc Andorra dice adiós a la Copa del Rey 2020. El histórico triunfo de ayer en los cuartos de final no se pudo repetir contra el Unicaja Málaga, el equipo anfitrión, que se ha hecho fuerte en el Martín Carpena y ha privado a los andorranos de disputar la final de la competición.

El rival de los andorranos ha dominado el juego con superioridad desde el inicio del partido. Un triple de Bandja Sy ha sido una luz de esperanza en los primeros minutos para poner un 6-7 por delante, pero el Unicaja contestaba con un 9-0 de parcial. A pesar de una tibia reacción andorrana, el rival mantenía la ventaja con un juego más vertical.

La diferencia ha crecido en el segundo cuarto, cuando el equipo malagueño anotaba un 16-0 de parcial y se ponía con 20 puntos de diferencia por sobre el MoraBanc. Clevin Hannah, que hoy ha sido muy controlado defensivamente por el Unicaja, empezaba a encajar triples para acortar diferencias (23-14 de parcial antes del descanso).

Los de Ibon Navarro han estado más acertados al inicio del tercer cuarto y al menos reducían la distancia en el marcador. Sin embargo, el local consolidaba su dominio, sobre todo en defensa, y volvía a anotar un parcial amplio (9-0, minuto 25). El último cuarto continuaba sin mucho acierto ofensivo de los tricolores contra un Unicaja que disfrutaba del momento. El rival incluso ha conseguido una diferencia de 35 a falta de tres minutos. Uno de los momentos positivos de la jornada ha sido el estreno de Raimon Carrasco, jugador del MoraBanc Andorra Vivand, en la Copa del Rey.

A pesar de la dura derrota, esta Copa del Rey quedará en la historia del club. La victoria contra el Iberostar Tenerife será recordada no sólo por el paso a semifinales, sino también por consolidar la ilusión de todo un país: el esfuerzo de ayer, contra un equipo candidato al título y que los tricolores eliminaron de la competición, podía repetirse ante un equipo que nos ha complicado las cosas en su campo durante toda la temporada. No ha podido ser. El MoraBanc Andorra no tendrá corona, pero sí posee un gran equipo que continuará luchando por sus objetivos.