Derrota durísima. El MoraBanc Andorra ha perdido por 97-99 con el Tecnyconta Zaragoza en la Bombonera en un duelo importante en la lucha por el playoff. Nada es definitivo faltando 6 jornadas pero esta victoria es de aquellas que hacían falta y que se haya escapado como se ha escapado, con una canasta en el último segundo de Stan Okoye duele. Además la última jugada ha sido dada por buena por los árbitros tras revisarla en el Instant Replay y el reiterado visionado de la misma a posteriori no deja nada claro que hayan acertado. Por lo tanto, aparte del gran disgusto final queda también la sensación de que es posible que se haya producido una gran injusticia por qué una de las normas básicas para los árbitros en una jugada de estas características es que si la jugada no es clara lo adecuado es no darla. No ha sido el caso y viéndola 20 veces lo que se ve es que no es una acción clara. Pero el partido no se puede resumir por una sola jugada y menos sin dejar de reconocer el mérito y la fe de un Zaragoza que ya ha levantado muchos partidos así esta temporada. Mención aparte merece Stan Okoye que ha hecho una canasta increíble, dentro o fuera de tiempo.
Pero han pasado muchas cosas en el último cuarto. El parcial del periodo ha sido 24-39 para Zaragoza, lo que ha dado la vuelta al 73-60 con que terminaban los primeros 30 minutos. Antes el MoraBanc Andorra había llegado a tener ventajas de 15 puntos trabajados gracias a la intensidad defensiva y a un ritmo importante en ataque. Las armas habituales de la mejor versión de los de Ibon Navarro. Las ventajas eran, o lo parecían, sólidas pero el Tecnyconta nunca se iba del partido del todo. Los aragoneses se han enganchado al encuentro como una lapa y han ido cortando el árbol paulatinamente hasta llegar al último tramo de partido con opciones. Y aquí aparezen las dinámicas. Sabias o diabólicas compañeras de viaje, según la que lleves encima. El MoraBanc la lleva claramente mala en los finales ajustados. Hoy ha perdido de 2, de dos hace una semana en Vitoria y de un punto con el Valencia. Un menos 5 en tres partidos, sólo menos 5 puntos en tres partidos, pero tres derrotas. El equipo hace muchas cosas bien en cada partido pero no consigue definir el buen trabajo en victorias y en estos momento de la temporada y con el playoff en juego esta pequeña diferencia resulta fundamental. Los de Porfi Fisac ​​han anotado 15 de 16 tiros libres en el último cuarto y el MoraBanc hoy ha hecho un sangriento 18 de 27 que resulta uno de los elementos que mejor puede explicar porqué Stan Okoye ha tenido un tiro para ganar. De hecho poco antes Dylan Ennis ha tenido dos tiros libres y ninguno de los dos ha entrado. Y el baloncesto es así en finales a cara o cruz. O la alegría más absoluta o la negra y fría noche.
El mejor del equipo hoy ha sido Moussa Diagne con 23 de valoración acumulando 19 puntos y 6 rebotes. Dylan Ennis ha hecho 18 puntos. Sanas 12 y Albicy 11 con 5 asistencias. Vitali valoró 14 con 9 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias.
El próximo fin de semana nuevo duelo importante con la visita a la pista del Iberostar Tenerife.