Fue una salida para hacer equipo. De las que los grupos hacen a menudo para unirse y encontrar después mejores mecanismos en pista. Pero tal y como fue, las vibraciones entre los integrantes del equipo hacen prever grandes cosas para la temporada que acaba de empezar. Los jugadores y cuerpo técnico del MoraBanc Andorra acudieron ayer a los lagos de Tristaina y después compartieron barbacoa cerca de Sorteny.

La temperatura del agua no fue obstáculo para que se bañaran los jugadores y visto como han bajado las temperaturas se puede decir categóricamente que fue el baño de fin del verano. El más atrevido de largo fue el base Albicy que no se remojó tímidamente sino que hizo toda una exhibición de submarinismo de alta montaña inmortalizando las mejores imágenes con su GoPro.

Ante el fuego se debe reconocer que los jugadores muy activos no estuvieron y dejaron las tareas de cocineros (por cierto todos se pusieron sombrero de chef …) al segundo entrenador David Eudal y al fisio David de Toro.

Complicidad, alegría (un poco de béisbol y todo con el delegado Chechu Bermudo robando bases …) y en definitiva un gran mañana de compañerismo para demostrar que el proyecto camina en la buena dirección y que los jugadores van consiguiendo la química necesaria para hacer grandes cosas .