Decisión unánime y liga suspendida hasta el 24 de abril.

-La reunión ha sido por videoconferencia porque no podía ser de otra manera y todos los clubes hemos decidido de forma unánime que la liga queda suspendida temporalmente hasta el 24 de abril. Es una fecha que no surge al azar porque parece que podrían entrar todas las jornadas que quedan, ya veremos si con el mismo sistema de competición, y es una fecha que respeta también las indicaciones del Gobierno español y del nuestro. Como no puede ser de otra manera.

En algún momento se ha hablado de dar la temporada por terminada como sí han hecho otras ligas europeas?

-Más allá de que esta hipótesis se ha de estudiar porque puede acabar pasando, la voluntad inequívoca de todos los clubes y de la directiva de la ACB es que la liga se puede reanudar y hay optimismo sobre que se pueda reanudar. Por lo tanto este tema tengo que decir que no nos ha ocupado mucho tiempo de debate. Hay que tener contemplado este escenario por si se llega a dar pero todo el mundo está con la idea de que la liga se reanudará e intentar acabar con la máxima normalidad posible.

Es una situación totalmente insólita.

-Evidentemente es complejo y anómalo todo lo que está pasando y la manera de gestionar esta situación porque todo es tan incierto y tienes tan pocos datos que se hace realmente complicado . Pero nuestra idea es hacerlo lo mejor posible por qué todos tenemos la convicción de que la liga debe poder reanudar, evidentemente, con condiciones aconsejables para la salud pública. Insisto en que la idea de todos hoy es optimista respecto a poder terminar la competición y pasar este trance de la mejor manera posible. Estamos en una situación excepcional que nos supera a todos y no conozco a nadie que haya vivido una situación así. Nos toca pasar este mal momento de la mejor manera posible, ser lo más cívicos que podemos y seguir las recomendaciones de las autoridades, no sólo como dirigentes deportivos sobre todo como ciudadanos.