El MoraBanc Andorra ha presentado hoy una campaña de socios diferente a todas las demás pero con el mismo objetivo que es mantener el vínculo con los aficionados y, si se puede, hacerlo crecer. «Queremos agradecer la paciencia a nuestros aficionados pero hemos esperado hasta ahora para hacer pública la campaña porque nuestro objetivo era esperar el máximo tiempo posible para intentar jugar con público, pero ya no podemos esperar más» afirmó hoy en rueda de prensa el presidente Gorka Aixàs, que ha añadido que «todavía hoy no lo podemos confirmar al cien por cien pero ya no podemos esperar más para comunicarse con nuestros aficionados para que la liga comienza la próxima semana «. El MoraBanc ha presentado hoy una campaña en la que el elemento principal es que los aficionados parece que no podrán entrar en el pabellón a ver los partidos por las medidas de protección sanitaria contra la Covidien-19 y en este contexto nace una estrategia que quiere mantener la fidelidad los aficionados y estar preparados para el momento en que los espectadores puedan volver a sus localidades.

Con estos objetivos los aficionados pasarán a tener un carnet de socio a 90 euros, precio único. Este carné no dará acceso al pabellón cuando se pueda acoger público y sus poseedores deberán adquirir las entradas a través de la zona personal de la web del club. Las entradas serán a precios exclusivos peso socios, dándose el caso de que «en caso de asistir a todos los partidos, el precio sería más reducido que el que hay ahora con los abonos», manifestó la responsable de ticketing del club , Adriana Tàpies, también presente en la rueda de prensa. Aparte de esto el carnet de socio del club ofrecerá a los socios preferencia para obtener las entradas de cada partido, descuentos en merchandising del club, participación en sorteos y promociones y un abanico de descuentos en algunas de las mejores empresas de Andorra. Las personas que ya estén abonados verán renovado su carné

Uno de los elementos importantes presentados hoy es que esta estrategia emana de la situación que ha generado la pandemia y que no perjudicará a posteriori a las personas que renueven su carnet. Quien lo haga recuperará su asiento, el que tenía la temporada pasada, en la 21-22. Por otra parte, quien no renueve, si quiere volver a tener asiento perderá las condiciones preferenciales y sería considerado nuevo socio en el futuro. Dicho de otro modo, la forma de mantener la localidad es renovando el carnet. «Somos conscientes de que estamos ante una situación muy especial» afirmó el presidente Gorka Aixàs, que ha añadido que «en momentos así valoraremos y agradeceremos mucho el apoyo y la confianza de nuestros aficionados y trabajaremos muy duro para poder compensarlo como se merecen «.