La semana está siendo especial, sin duda. El fin de semana no hay partido porque el día 25 cae justamente en domingo y durante la semana hay muchas actividades de carácter social, ayer visita al Calones y hoy en la Escuela de Meritxell. Pero cuenta que la actividad no se detiene, al contrario. El día 27, martes a las 21h, hay partidazo en la BMB contra uno de los grandes de la liga como el Unicaja de Málaga. Las 7 victorias y 5 derrotas que suma el equipo hasta ahora lo colocan en una buena situación para luchar por la Copa del Rey. Mantener la Bombonera como inexpugnable es el reto que lleva al reto. Faltando 4 partidos para acabar la primera vuelta, la Copa pasa sobre todo por ganar los dos partidos de casa contra Unicaja y contra el Real Betis el 15 de enero.
Pero tal y como comenta a menudo el entrenador Joan Peñarroya, no vale demasiado la pena fijarse objetivos que vayan más allá del partido que viene a continuación porque si no se supera el primer obstáculo los objetivos cambian por completo. «Los jugadores en casa se sienten muy arropados por nuestra gente y para mí eso es una buena noticia» comentó el General Manager Francisco Solana, que ha concluido «que quizás somos un equipo con muchos jugadores jóvenes que debutan en la liga y eso
lo estamos acusando cuando jugamos fuera de casa, creo que en la segunda vuelta estos jugadores estarán más adaptados «.
Desde el punto de vista deportivo, Nacho Martín, se reincorporando poco a poco al grupo y parece que su tendinitis en el tobillo izquierdo puede quedar atrás.
El Unicaja será un rival durísimo «y querrá ser el primero en ganar en la Bombonera esta temporada, con ello hemos de contar» afirma Francisco Solana.
Los jugadores y cuerpo técnico, como cada año, están recibiendo muchas muestras de afecto estos días prenavideños. Martes visitaron el Festival de navidad de la escuela de baloncesto, miércoles comieron en el Hostal Calones y hoy visitan la Escuela de Meritxell.