Nacho Llovet ha sido hoy el invitado especial de los entrenamientos que hacen los usuarios del Unidad de Conductas Adictivas (UCA) del Hospital Nuestra Señora de Meritxell. En su condición de embajador One Team, el jugador catalán ha participado de la sesión que ha acabado con una charla en la que los usuarios y el jugador catalán han intercambiado experiencias. Jaume Tomás ha dirigido, como siempre, el entrenamiento y hoy, aprovechando la presencia de Llovet ha dedicado especial atención a los movimientos de pivote en una nueva muestra de cómo el programa avanza cada vez mejor.

«Es la actividad que más esperan todos cada semana» comenta la educadora social de la UCA Lula Martínez, que añade que «aquí nos sentimos parte de un equipo y lo que hacemos es contribuir al retorno de estas personas a una vida organizada «. Martínez destaca el trabajo del «Jaume Tomás que nos tiene a todos enamorados con su trabajo». Miriam Carmona, también educadora social cree que «los entrenamientos de baloncesto nos han ayudado a que los usuarios se integren mejor entre ellos». Carmona subraya que las «adicciones no son un vicio como mucha gente cree, son una enfermedad que necesita tratamiento». Nacho Llovet ha manifestado tras el entrenamiento que «las historias de estas personas son inspiradoras para la forma en que luchan para salir adelante». El pívot catalán destaca que «me ha encantado participar porque muchas veces mujeres cosas por hechas que no lo son para todo el mundo para que las circunstancias de cada uno son muy diferentes». Lula Martínez ha concluido que «el discurso y la proximidad de Llovet ha resultado muy inspirador a todo el mundo».

El programa One Team con los usuarios de UCA continúa y la próxima semana será el cuerpo técnico quien colabore con Jaume Tomás a llevar el entrenamiento.