El Bc MoraBanc Andorra recibe mañana el San Pablo de Burgos a las 21h inmerso en la peor racha de lesiones que se recuerda por aquí desde que el equipo juega en ACB. A las bajas confirmadas de Burjanadze, Karnowski, Diagne y Copeland se suman las dudas de John Shurna, con un esguince cervical y Andrew Albicy que no termina de limpiar de sus problemas musculares en la pierna derecha y que ya le privaron de jugar en casa contra Bilbao. El concurso de Shurna y Albicy no está ni mucho menos asegurado y por lo tanto se puede afirmar que Peñarroya tendrá que volver a forzar la máquina con los pocos elementos que tiene a plena disposición. La buena noticia sin duda es la incorporación de Landing Sanè que está en perfectas condiciones y que debutará seguro mañana.
Otro de los elemento importantes de la previa del partido es el rival. El San Pablo Burgos es el colista de la liga y comenzó la liga con una serie de derrotas que lo convertían en un claro aspirante a un descenso prematuro. Pero los últimos meses los de Diegp Epifanio han girado la tortilla y están compitiendo en todos los partidos (el último en casa con Gipuzkoa sería la excepción) y han conseguido triunfos de prestigio como el de Bilbao. Por tanto Peñarroya habrá trabajado la semana desde el respeto máximo a un rival perfectamente capacitado para dar un disgusto a la Bombonera y que té jugadores importantes en todas las posiciones. Uno en concreto será el que recogerá la mayor parte de las miradas, el base austríaco Thomas Schreiner que dio 5 años magníficos en MoraBanc Andorra pero que mañana será rival. «No borraría nada de mis 5 años en Andorra» afirmaba Schreiner hoy en declaraciones al Diario Bon Día. «Será un partido duro contra un equipo que juega muy bien al 4 y salvo Baskonia no nos hemos encontrado muchos equipos que jueguen así pero estamos preparados para hacer un buen partido e intentar ganar» afirmaba Jaka Blazic en la previa de esta tarde. El internacional esloveno ha afirmado también que «será difícil porque ellos están haciendo un buen baloncesto y tienen a Schreiner que conoce el pabellón, que vuelve a la que fue su casa». Sobre la relevancia del encuentro en la lucha por la Copa, Blazic dijo que «todos los partots desde ahora y hasta el final de la primera vuelta son claves en la lucha por la Copa».
El entremador Joan Peñarroya ha querido referirse especialmente al regreso de Thomas Schreiner con la camiseta del Burgos «espero que tenga una gran acogida por parte del público porque es un gran profesional. Dio mucho al club y el club le dio mucho a él, es el jugador que he entrenado más años y siempre será especial para mí «. Peñarroya ha expuesto los peligros del Burgos «vienen de perder un partido en casa contra un rival directo y eso los convierte en aún más peligrosos porque han ganado dos de los últimos tres partidos fuera y en el último tramo de la competición están haciendo las cosas bien «. El entrenador del MoraBanc Andorra no pudo evitar referirse a los lesionados «esta semana estoy entrenando sólo con 6 jugadores del primer equipo y en estas circunstancias espero que Shurna y Albicy puedan ayudarnos pero no sé cómo estarán». Sobre Sanè, Peñarroya afirmó que «es un jugador que viene en forma, que es inteligente y que en la situación en la que estamos mañana será protagonista seguro».
 «Tenemos que respetar muchísimo el rival de mañana, si no lo hacemos perderemos el partido» afirma el General Manager del MoraBanc Andorra, Francesc Solana. Sea como sea, ya pesar de la plaga de bajas, si los tricolores quieren seguir aspirando a disputar la Copa del Rey todas las combinaciones posibles pasan por conseguir la victoria mañana contra el Burgos, un viejo conocido de la época en LEB oro que ambos clubes luchaban por subir a la liga Endesa.