130 días después … Vuelve la Bombonera. Y lo hace pletórica de ganas de ver al equipo en competición oficial. Los veranos se hacen muy largos y el reencuentro de los aficionados con el equipo en casa se producirá cuando ya queda muy lejos el 20 de mayo, el día en que se jugó el último partido en casa de la temporada pasada contra Breogán. La pretemporada ha ido bien y ha generado la dosis de ilusión apropiada para arrancar con mucha ilusión. Pero no se puede negar que el partido de la segunda jornada de la Liga Endesa de mañana a las 18h contra Montakit Fuenlabrada llega cuando no habrán pasado ni 48 horas del debut en la pista del Valencia Basket anoche. Y el debut no fue como se había soñado. De hecho, por momentos, fue una pesadilla por el dominio abrumador de los taronja. Un partido como el de ayer, en el que la realidad está tan lejos de lo que se ha preparado, puede tener efectos positivos si el equipo encuentra la tecla para usar esta rabia en favor propio. Y ésta es el trabajo que tiene por delante en las próximas horas Ibon Navarro y su cuerpo técnico, conseguir que la derrota de ayer no deje secuelas y sí, en cambio, energía para reaccionar. Lo que no se puede negar es que, tal y como está hecho el calendario, el partido de mañana aunque sea muy temprano tiene peso. Fuenlabrada llega al encuentro después de haber perdido en casa con el Burgos en el primer partido y de haber sucumbido con mucha claridad con el Madrid en las semifinales de la Supercopa.

«Espero que lo que ha pasado hoy sirva para tener un espíritu diferente mañana» manifestaba Ibon Navarro ayer después del encuentro. Moussa decía que «todo pasa por trabajar y reaccionar mañana» y Jelínek iba en una línea similar «este partido ya lo hemos jugado y tenemos la suerte de tener otro pronto para hacer mejor las cosas».

«Nuestro objetivo es mejorar mucho lo que hicimos ayer tanto en ataque como en defensa» afirmó el entrenador ayudante David Eudal en rueda de prensa previa, que ha querido remarcar que «nuestra idea es ser un equipo que defienda fuerte y que mantenga un tono físico alto en pista para que el rival no se sienta a gusto y ayer eso no se vio en la pista «. Eudal ha subrayado que «esta es la identidad del equipo y queremos que se vea siempre y que empiece desde mañana y para ello tendremos que corregir los errores que cometimos ayer». Eudal ha manifestado también que «el factor Bombonera nos ha hecho ganar muchos partidos y queremos contar con él esta temporada».

«No estamos nada satisfechos del partido que hicimos ayer pero la suerte que tenemos es que en 24 horas jugamos y podemos intentar hacer el baloncesto que sabemos hacer» ha expuesto Nacho Llovet, que ha añadido que «tenemos mucha gente nueva en la liga y quizás la pretemporada ha ido demasiado bien y aunque parecía que todo era demasiado fácil y ayer nos encontramos con un equipo de Euroliga que si tú no estás bien te pasan por encima»

Si no aparece ningún inconveniente en las próxima horas, Ibon Navarro podrá contar con todos sus jugadores para el partido de mañana.