Es un torneo que se juega en verano pero es una competición oficial, la que marca, en parte, los biorritmos con que el equipo llega el momento de la verdad. El MoraBanc Andorra ha entrenado dos veces hoy, por la mañana pesas y por la tarde pista, en el día previo a las semifinales de la liga catalana que se disputarán mañana en el olímpico de Badalona. Los de Ibon Navarro, que tiene el equipo al completo, juegan mañana a las 19h (TV en directo en Esport3) la primera semifinal contra el Baxi Manresa con el que se enfrentaron hace unos días en Encamp con victoria tricolor por 80- 68. La segunda semifinal entre Joventut de Badalona y Barça se juega a continuación mañana mismo. Por primera vez en toda su historia el MoraBanc Andorra afronta la liga catalana ACB como defensor del título por la sonada y recordada victoria de la temporada pasada en Lleida contra el Barça (76-94). Los tricolores han jugado siempre la final desde el retorno a la ACB excepto hace tres temporadas cuando la competición se jugó en Andorra. En aquella ocasión el verdugo fue, precisamente, el Manresa que en aquellos momentos entrenaba Ibon Navarro.
«Es un partido más de los que vamos a jugar en pretemporada pero está claro que nos gusta llegar a la liga catalana como campeones y defender el título» afirma el entrenador ayudante David Eudal, que expone que «el equipo está haciendo las cosas bien pero delante nos encontraremos un equipo que nos apretará mucho y que dará mucha guerra como ya hizo en el partido que jugamos en Encamp hace unos días «. El técnico manifestó también que los «jugadores que son nuevos en la liga van acelerando su adaptación y estos partidos les servirán para adaptarse al ritmo de competición». Para el pívot Moussa Diagne «tenemos un equipo nuevo y hay muchas cosas que mejorar y trabajar. Diagne cree que «en pretemporada los equipos pueden jugar diferente cada partido y el partido del otro día en Encamp no cuenta porque ellos pueden estar mejor preparados y nosotros también».
El nivel de la Liga catalana parece vivir uno de sus mejores momentos con un Barça muy reforzado y favorito a todo, un Joventut y un MoraBanc Andorra de Eurocup y un Manresa de Fiba Champions League. Un cartel de lujo.