El Bc MoraBanc Andorra visita mañana la pista del Baxi Manresa de Joan Peñarroya a las 19h15 en partido de la 31ª jornada de la Liga Endesa. Los tricolores jugarán con los biorritmos recuperados tras la victoria del pasado domingo contra Monbús Obradoiro y siendo totalmente conscientes tanto de la dificultad del partido como de las consecuencias que puede tener una victoria o una derrota. La dificultad está clara y el análisis se base en la grandísima temporada de los manresanos que están con 16 victorias y que saben que ganar mañana los pone con un pie en los playoff. En el caso del MoraBanc la situación es diferente. Una derrota ya dejaría las opciones de playoff en muy improbables y una victoria, en cambio, reengancharía de lleno. Por otra parte, y puestos a pintar el mejor escenario, ganar en el Nou Congost se debería producir por 6 o más puntos de diferencia para tener el average particular a favor ya que en la primera vuelta el marcador fue 77-82 para los del Bages. Resumiendo, ganar no resuelve nada pero permite seguir soñando (ahora el equipo está a dos victorias del playoff) y una derrota significa decir prácticamente adiós a todas las opciones.
De todos modos los de Ibon Navarro parece que tienen bien interiorizado el mensaje de disfrutar de lo que queda de camino al máximo y ver hasta donde los lleva la buena energía que sienten ahora mismo. El técnico lleva días diciendo que el equipo trabaja bien y lo que necesitaba era que «esto se tradujera en resultados» y hay confianza en que haber ganado a Obradoiro haya sacado un tapón. No lo será tanto como cuando vino a Andorra, quizás uno de los momentos más auténticos de la temporada, pero a día de hoy jugar contra Joan Peñarroya aún tiene un peso especial y más, con todo lo que hay en juego. Para los aficionados el partido también resulta particular porque se trata de un partido trascendente pero es que el domingo a las 19h30 visita la BMB al Barça en uno de los momentos siempre más esperados por los seguidores. Una afición que será, una vez más numerosa en un desplazamiento del equipo ya que se espera que cerca de 70 aficionados tricolores vayan al Nou Congost.
«Nuestro objetivo desde el inicio de temporada era hacerlo bien en Europa y jugar los playoff, ahora tenemos 4 partidos por delante para intentarlo y todo pasa porque ganamos mañana» ha expuesto Reggie Upshaw, que ha añadido que «sabemos que jugaremos en un gran ambiente y contra un equipo que juega duro como nosotros y si queremos ganar tendremos que dar lo mejor que tenemos «. El ala-pívot norteamericano ha explicado también que «los 4 partidos seguidos que perdimos se escaparon por pocos puntos y por lo tanto tendremos que ser fuertes en defensa para que no nos vuelva a pasar».
Ibon Navarro no ha escondido que «sabemos qie todos los partidos que quedan son muy importantes porque estamos en las últimas 4 jornadas» y añadió «vamos a Manresa con mucha ilusión y lo primero que tendremos que hacer si queremos ganar es igualar el su nivel de energía que siempre es muy alto, especialmente en casa con el apoyo de su gente «. El técnico del MoraBanc Andorra admite que «si ganamos las opciones de playoff se podrían mantener hasta el final y si perdemos ya serán casi imposibles». Para Navarro «será la primera vez que vuelva al Congost y podré ver gente que quiero mucho pero cuando comience el partido lo que queremos todos es ganar».