Vuelve Europa, Y vuelve con un partido muy atractivo mañana a las 20h15 en la Bombonera contra un Ratiopharm Ulm que propone un juego espectacular y que también necesita la victoria por que al igual que los tricolores perdió en la primera jornada. La segunda jornada de la Regular Season de la Eurocup plantea un partido de alta responsabilidad para los de Ibon Navarro porque si el camino en la competición debe ser sólido hay que atar el máximo de partidos en casa. La lógica lo dice así y la historia reciente aún más porque la vez que el MoraBanc Andorra ha sido protagonista en Europa lo fue gracias a ganar todos los partidos de casa, sólo se escapó el último contra Alba Berlin. Liderado por un crack como Zoran Dragic en la pista y con un gran conocedor del baloncesto español como Jaka Lakovic en el banquillo, el Ratiopharm es un equipo muy dinámico con jugadores muy polivalentes que puede ganar a cualquier equipo del torneo.

El MoraBanc Andorra llega con la energía y la adrenalina del gran partido contra el Barça del pasado domingo. «Motivar en un partido como el Barça siempre es fácil lo que tenemos que conseguir los jugadores y entrenadores es mantener esta intensidad todos los partidos» afirmó el entrenador ayudante Paco Vázquez, que ha expuesto también que «la identidad del equipo debe ser defender fuerte y ser intensos y esta es la línea que queremos mantener «. Para Vázquez el Ratiopharm es «un equipo muy físico en el que todos los jugadores pueden hacer triples y que, como nosotros, también tiene bastantes jugadores nuevos». El técnico ha remarcado que «en competiciones cortas como las europeas, los partidos de casa son aún más importantes».

Hoy también compareció Jeremy Senglin que ha afirmado que «la victoria contra el Barça nos puede dar confianza pero haríamos muy mal si nos relajamos, tenemos que seguir con la misma intensidad y esperar un partido muy duro contra Ulm, que es un rival que también querrá ganar su primer partido «. El base ha admitido que «el equipo tiene muchas caras nuevas y estamos adaptándonos. Individualmente me falta un poco de ritmo pero me gusta mucho el equipo y los compañeros que tengo, ahora se trata de jugar más partidos y entrenar más «. El base norteamericano ha manifestado que «no hay equipos ni jugadores perfectos, tenemos que seguir mejorando en todos los sentidos, cuando esto ocurra seremos un equipo mejor».

La temporada pasada los dos equipos coincidieron en la Regular Season y en ambos casos la victoria se quedó en casa.