Hay días que consolidan una idea y un proyecto y la victoria de esta tarde en la pista del Montakit Fuenlabrada (77-85) le dice muchas cosas al MoraBanc Andorra. No es sólo información relativa al baloncesto, también hay mucha sobre la confianza en el trabajo que está haciendo el grupo y en la ambición por ser protagonista en una liga salvajemente competitiva. Es la tercera victoria fuera de casa de los de Peñarroya y la segunda seguida, después de derrotar al Barça la semana pasada, y lo más relevante es que llega justo después de la lógica decepción por quedar fuera de la Copa. El mensaje es claro, aquí quedan muchos sueños para luchar y tenemos ambición y energía para ir a por ellos hasta el final. El triunfo de hoy, además, lleva otro sello ya que la víctima ha sido el indiscutible equipo revelación de la liga hasta ahora, un conjunto temible en todas partes y aún más en su casa. Aparte de eso, el premio obtenido llega tras un final ajustado en el que los locales habían conseguido cambiar un 53-66 por un 72-72. Sin embargo, las hadas que han guiado el Fuenla hasta ahora en esta situaciones no han aparecido y los demonios que atenazaban los tricolores tampoco. Por lo tanto, un día fantástico en el que seguramente es el mejor partido del año fuera de casa. Los hombres de Peñarroya han sido superiores todo el partido. El primer cuarto ha tenido mucho equilibrio (16-16) pero ha dejado claro que los desafíos que plantearan los locales encontrarían respuesta. Y así ha sido. Gran defensa y buenas decisiones en ataque, además de muchos jugadores contribuyendo han llevado al equipo a dominar al descanso por 32-40. El escenario estaba claro que era favorable pero absolutamente todo el mundo esperaba que hubiera una reacción de los de Néstor García. Y no ha habido una sino varias. Pero cada una ha respondido con recursos y personalidad el MoraBanc Andorra demostrando tener el partido bien preparado y ofreciendo madurez y solidez a cada tramo complicado. Desde el punto de vista individual, en el segundo tiempo, Jaime Fernández (22 puntos) se ha cargado el equipo a la espalda y ha sido quien ha puesto la magia en momentos claves. Blazic ha hecho 18 y ha sido bastante bien, al igual que la excelente Landing sanas con 11 puntos de oro o con los 18 de valoración de Moussa Diagne en apenas 11 minutos de juego. Pero la estadística está llena de buenas noticias como las 7 asistencias de Albicy o los 15 de valoración de Stevic. Ha sido una victoria justa, más incluso de lo que dice el marcador porque el MoraBanc Andorra valoró 98 por 72 del Fuenla. Además el día es bien redondo porque no hay mejor preparación posible para recibir el próximo sábado en la BMB el Real Madrid a las 19h. La Bombonera debe tronar como nunca.