El MoraBanc Andorra ha comenzado la temporada con victoria en un partido a cara de perro, metalúrgico y complicado. Es decir exactamente la clase de partido que el nuevo entrenador tricolor Ibon Navarro había avanzado que se daría. Desde este punto de vista el técnico vitoriano la clavó pero es que aún afinó más en la previa cuando citó el rebote como la clave para ganar el partido. Hoy el MoraBanc ha cogido 39 por 30 del rival y la ha doblado si nos centramos en los ofensivos. Este dominio del rebote ha sustentado la batalla de los pequeños detalles que ha hecho que la victoria se quedara en casa para que los dos equipos podían haber ganado perfectamente y nadie se hubiera extrañado. Poniendo más elementos particulares para decantar el partido hacia el tricolor, UCAM Murcia (que perdía por 10 en el segundo cuarto y por 7 al descanso, 43, 35), no ha sido capaz de darle la vuelta al marcador. La muy buen trabajo de los visitantes para cortocircuitar el juego alegre de los andorranos les ha llevado a empatar en un par de ocasiones (una el 76-76 en los últimos 30 segundos) pero a pesar de tener muchas oportunidades no han encontrado la manera de darle la vuelta. Ante esto los hombres de Ibon Navarro han opuesto la tozudez, oficio y trabajo para suplir la falta de inspiración del segundo tiempo. Stevic, el discreto capitán serbio, ha ejercido el papel de héroe con una canasta desde 5 metros. Frontal. Un tiro que está a su alcance pero que con 76-76 ha tenido su peso en oro. Curiosamente hasta ese momento Stevic había anotado una sola canasta. La presión con danza senegalesa de Moussa Diagne sobre el último servicio de banda queda para la historia de las imágenes curiosas de la temporada.

Desde el punto de vista colectivo la igualdad del partido queda claramente determinada por los 85 puntos de valoración por los 78 del MoraBanc, cuando esto ocurre se suele perder. Pero por suerte las estadísticas ayudan a entender el baloncesto pero no lo explican del todo. Desde el punto de vista individual los buenos aficionados de la Bombonera no se extrañarán de ver los juego coral de siempre con muchos jugadores aportando y asumiendo responsabilidades. Lo más valorado ha sido Vitali con 14 habiendo anotado 11 puntos. El máximo anotador fue Dylan Ennis con 13, Whittington ha hecho 11, y Jelínek ha hecho 10. Entre todos lo han hecho todo.

Una noche para terminar contentos. Para derrotar un excelente y durísimo UCAM Murcia. Y la victoria permite afrontar el carrusel de partidos que llegan con un colchón de confianza que de lo contrario hubiera sido un somier roto y lleno de alambres que pinchan. Los de Ibon Navarro visitan consecutivamente a Galatasaray (martes), Divina Seguros Juventud (viernes) y Barça Lassa (domingo).