El MoraBanc Andorra ha estado a punto de dar una buena fiesta de castañada a sus seguidores pero se ha quedado a las puertas. Los de Ibon Navarro han perdido por 81-73 en la pista del AS Mónaco el líder de grupo y uno de los favoritos para ganar la Eurocup. Ha sido un partido excelente en algunos aspectos, sobre todo la defensa y la intensidad, aspectos en los que los últimos días se había hecho especial hincapié tras la dolorosa derrota ante el Tenerife. En contrapartida no se puede negar que la confianza del equipo necesita alguna buena noticia. Una de sólida. La buena imagen del partido de hoy se puede considerar una pero trasladado al lenguaje de un vestuario, hay que ganar algún partido de estos ajustados. Y es que la buena predisposición del equipo, el esfuerzo y la tozudez para ir hasta el final sean cuales sean las circunstancias es una constante de toda la temporada. En términos absolutos esto no está dando las victorias esperadas hasta ahora pero pensando en las bases que debe tener un buen equipo, este es un buen pumt de partida. Hoy el sufrido se puede decir que se ha definido en el cara o cruz de los cracks y los locales han tenido más acierto en los momentos clave.

La primera parte no ha arrancado bien. El 14-6 ponía la primera alarma por Ibon Navarro y un tiempo muerto cambiaba las cosas. Desde aquel momento y hasta el final, el Mónaco no ha jugado a gusto. El MoraBanc ha interrumpido el juego de los locales y les ha hecho buscar la mejor versión. Al final del primer cuarto 18-19 y al descanso 44-44. No había, ni ha habido, acierto desde fuera pero el trabajo y la aportación de varios jugadores ha ido guiando el juego del equipo. El Mónaco intentaba desembarazarse sin éxito de un MoraBanc que siempre volvía. En el último cuarto se ha entrado 61-56 y entre el público local parecía extedre s la sensación de que podía llegar la escapada buena. Pero no. La resiliencia tricolor siempre está, siempre vuelve. Jelínek ha sido el impulsor de la reacción pero en los últimos tres minutos se ha generado un pequeño espacio de 6 puntos que el Mónaco ha ido gestionando. El jugador mejor valorado ha sido Moussa (13) con 10 puntos y 5 rebots.El máximo anotador ha sido Jelínek con 12, Vitali ha hecho 11.

La montaña rusa sigue y el equipo trabaja suficientemente bien como para esperar que el loop termine bien. Domingo a las 17h el MoraBanc Andorra visita la pista del hasta ahora imbatido e inexpugnable Real Madrid.