El MoraBanc Andorra ha perdido hoy con el Unicaja de Málaga por 84-95 rompiendo así la racha de 4 victorias consecutivas que arrancó en la pista del Real Madrid. Los hombres de Ibon Navarro han perdido justamente con un equipo que ha hecho un gran partido. Los andaluces han sido firmes en defensa, agresivos y han tenido mucho acierto en momentos claves. Las situaciones en que la tozudez habitual del MoraBanc ha llevado el partido en el punto de poder decidir en un final ajustado eran resueltas siempre por acciones de mucho mérito de los visitantes. Cestas al final de posesión ha habido unas cuantas. De aquellas que suman más de dos puntos. Y esto ha ido apuntalando la moral de los de Luis Casimiro al tiempo que llevaba las dudas de visita a los locales. El verdugo ha sido el Unicaja y su buen trabajo pero si se le debe poner un nombre propio es Gio Shermadini. El pívot georgiano ha terminado amnb 31 de valoración con 17 puntos y 10 rebotes y un 100% de acierto en el tiro (8 de 8). La baja de Moussa, que ha tratado de jugar pero no ha podido por el dolor, se ha notado en la defensa interior porque aparte de Shermadini, Lessort ha acabado también con 12 puntos y una estadística inmaculada en el tiro. La máquina malagueña ha recibido también la colaboración de los dos directores de juego. Por un lado Roberts ha sido bastante bien con 20 puntos y por el otro Jaime Fernández, muy pitado por el público, ha sido más apagado pero repartió 8 asistencias.

Muchos nombres propios del rival. Más de lo habitual en una crónica. Pero hoy son necesarios para explicar que la Bombonera la ha conquistado un equipo que ha hecho más baloncesto. Y eso que las cosas han comenzado muy bien. El electrónico marcaba un 17-10 en el primer cuarto. Hasta que ha aparecido Shermadini y ha empezado a carburar. A la hora que Stevic y Whttignton iban cargando de faltas. El primer cuarto ha acabado 20-22 y en el segundo el ritmo del juego era visitante pero coincidiendo con el primer buen momento defensivo el marcador se ha llegado a dar la vuelta (47-46) y pareció que la tendencia podía cambiar. Pero ha sido un espejismo. 47-48 al descanso y en el segundo tiempo la sensación permanente de remar contra corriente y de luchar contra una fuerza superior. El jugador tricolor más valorado hoy ha sido Michele Vitali con 19 (10 puntos y 6 rebotes). Rafa Luz valoró 13 con 7 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias. Stevic ha hecho 12 puntos y Whttignton 12 y Ennis ha sido el máximo anotador con 15 puntos.

El resumen es que ha sido una derrota justa y que hay que reciclar rápido porque el martes viene el Estrella Roja en un partido absolutamente determinante para definir el futuro en la Eurocup.