El Fc Barcelona Lassa se adjudicó hoy la final de la Liga Catalana 2.017 derrotando el MoraBanc Andorra por 89-70 en un partido dominado de punta a punta por los de Pesic. Las sensaciones que deja el encuentro no son las mejores pero también queda la duda de si los tricolores han reservado parte de la munición para el partido del sábado que los volverá a enfrentar los azulgrana pero en la Liga Endesa en el Palau. De todos modos, la derrota escuece en caliente sobre todo porque no se ha visto en ningún momento opción de contestar un Barça sólido y metido que ha hecho lo que tenía que hacer para demostrar desde el inicio su condición de favorito. Y el resumen del encuentro no requiere demasiado más floritura, la victoria azulgrana ha sido incontestable a todo nivel.

El primer cuarto ha marcado la dinámica muy nítidamente. Las disputas individuales eran todas azulgrana. Mientras iban cayendo alley-oops y el MoraBanc ofrecía la sensación de estar demasiado dormido para hacer frente al nivel que exigía el campeón de Copa. 27 a 13 han acabado los primeros 10 minutos. La diferencia se ha llegado a ampliar hasta los 24 durante el segundo cuarto pero una llamada al orden de Peñarroya ha servido para equilibrar un poco las cosas. De hecho el descanso pareció que se podía hablar de tímida reacción tricolor, 45-30.

En el tercer cuarto también ha habido momentos en que las fuerzas se equilibraban. De hecho ha habido algunas posesiones para llegar a rebajar la diferencia a los 10 puntos pero no han entrado y el Barça, guiado por Tomic (MVP con 15 de valoración) ha hecho lo necesario para ir dirigiendo el partido hacia una victoria plácida. La diferencia en valoración entre los dos equipos ha sido 105-67, una radiografía perfecta de una final muy desequilibrada desde los primeros minutos.

El mejor tricolor con 19 puntos y 18 de valoración ha sido Shurna. Moussa ha valorado 17 con 9 puntos y 4 rebotes.