Y al sexto día, el MoraBanc Andorra resucitó. Los hombres de Joan Peñarroya han derrotado hoy por 96-65 al FIATC Joventut consiguiendo dejar atrás el mal momento y de la mejor manera posible, con una victoria consistente con hamburguesa de regalo incluida. La mejora defensiva en el segundo tiempo ha sido uno de los pilares del triunfo. El otro tiene nombre y apellido, se llama Giorgi Shermadini. El pívot georgiano, colosal, anotó 26 puntos y valoró 36 en una actuación imperial. El partido no ha augurado en su primer tiempo la resolución cómoda que ha tenido. Con mucho acierto en ataque, la Peña ha dominado los primeros minutos y se ha llegado a poner con un 14-20 inquietante. El mal momento del equipo andorrano hacía pensar que quizás pudieran pasarse de nuevo por la BMB, los nervios de las últimas semanas. Pero no ha sido así. Poco a poco y barnizando todo siempre de Shermadini, las cosas han empezado a equilibrar en las postrimerías del primer cuarto que se ha cerrado con 22-23 aunque los visitantes.
Daba la impresión de que el MoraBanc tenía más munición que un Joventut que no ha podido contar con Brandon Paul ni Rakovic. Y la tenía. Bogdanovic ha empezado a calentar su prodigiosa manita serbia (13 puntos hoy) y Beto se perfilaba como el que ha sido, un hombre fundamental en la victoria (12 puntos y 9 rebotes). El parcial del cuarto fue 19-15 y al descanso las cosas estaban 41-38. Las sensaciones eran que los Verdinegro tendrían dificultades para mantener el ritmo. Quizás por ello han comenzado el tercer cuarto muy enchufados. Los de Salva Maldonado han llegado a cambiar el marcador 41-43. Pero ha sido un espejismo. Los bases andorranos han emergido en este momento con voz poderosa. Schreiner, que ha acabado el partido conmocionado por un golpe, ha aportado dirección y puntos y sobre todo David Navarro, que anotó 12 puntos en el segundo tiempo, se erigieron en los portavoces de un equipo sólido que ha disfrutado defendiendo y atacando . A la conclusión del tercer cuarto electrónico estaba 65-53. Y hasta aquí.

El último periodo ha sido un festival total y absoluto. Cada segundo era cada vez más MoraBanc y menos FIATC Joventut. Todas las crisis y miedos de los últimos tiempos se han quedado sólo en un lado del duelo. Liberado de la tensión, el equipo de Peñarroya ha sido capaz de disfrutar y hacer disfrutar a sus seguidores llegando hasta una anotación de 96 espectaculares puntos.
Una jornada para celebrar el reencuentro con la victoria y también de otras cosas. El triatleta Eloy García ha sido distinguido como socio de honor y la diseñadora de la tercera equipación, Claudia Justes, ha recibido el IMac de premio por parte de Pyrénées por haber sido la ganadora del concurso escolar. La Batucaseu ha puesto la nota de color musical y de ambiente en una jornada que ha servido para distender muy necesariamente el ambiente. El próximo domingo contra Laboral Kutxa, también a las 12h30, nueva ocasión para pasarlo bien en la BMB.