Una victoria necesaria. En significa ganar y además por la manera. El 96-68 contra el Real Betis Energía Plus representa una inyección de confianza importante para los hombres de Peñarroya y más después de cómo había ido el partido del pasado domingo en Badalona. Tradicionalmente en esta nueva etapa ACB, el Sevilla (ahora Betis) es un visitante que suele recibir correctivos severos en la Bombonera y hoy no ha sido una excepción. Los cerca de 30 puntos finales son una buen resumen de una segunda parte de gran superioridad tricolor y de un partido en el que los visitantes sólo inquietaron en el segundo cuarto. El MoraBanc Andorra ha corrido, ha vuelto a defender con el cuchillo en la boca y ha mostrado que cuando logra ponerse en esta fase competitiva es un conjunto difícil de batir. De hecho no se puede negar que el equipo transmite que está en camino de poder explotar algún día y que lo que está haciendo es atrincherarse paulatinamente en la solidez defensiva hasta llegar a sentirse capaz de volar. Esta sensación es muy buena porque significa que hay margen de mejora. Otro detalle importante es que, en casa especialmente, se van encontrando los jugadores que consiguen iluminar los partidos cuando hace falta. Hoy ha sido el caso de Jaka Blazic, que ha hecho 27 puntos y valoró 29 con una serie espectacular de 9/13 tiros de campo. El esloveno ha cogido 4 rebotes y dio 2 asistencias en una actuación para enmarcar. Pero como siempre que el equipo gana el libro de estilo indica que el poder del grupo siempre debe prevalecer en líneas generales. Albicy repartió 7 asistencias, Jelínek ha hecho 14 puntos y valoró 16, Walker anotó 11 puntos y valoró 12 y los minutos de Copeland en pista han sido más que correctas con 5 puntitos y con 9 de valoración. De hecho la estadística no engaña, el equipo ha valorado una mayúsculo 115 por 65 del rival. Otro detalle a tener en cuenta, 43 rebotes por MoraBanc por 27 del rival.
La evolución de los cuartos sólo regjstra la interferencia del segundo en el tono de dominio de los de Peñarroya. 6-0, 21-13, 34-25, 40-37, 53-44, 70-55, 87-62 y 96-68.
Resumiendo y para usar el tópico más tópico que se ha inventado sobre esta clase de victorias, victoria balsámica del MoraBanc Andorra.
Pero, y siguiendo con los tópicos, esto no para. Mañana hacia Rusia que espera Kazan con un nuevo partido de Eurocup.