El Barça ha ganado hoy con autoridad en la Bombonera, hoy con más de 4300 espectadores, por 56-71 en un partido que se ha resuelto en el tercer cuarto y en que ha quedado la sensación de que los hombres de Joan Peñarroya podían haber apretado más el campeón de liga.

El primer tiempo comenzó con un puñetazo encima de la mesa con un parcial de 0-8. Pero poco a poco las cosas se han igualado en un partido cerrado y espeso. Los nervios de los azulgrana se ha añadido el poco acierto local. El partido no ha sido fluido en ningún momento y al descanso se llegaba con un marcador exiguo 25-25. La sensación al descanso era que quien encuentras acierto marcharía en el marcador.

Abrines ha sido la chispa que necesitaba el partido por los hombres de Xavi Pascual. Con tres triples en un minuto en el tercer cuarto, los azulgrana han marchado de once puntos ante un Morabanc Andorra que parecía estar gorggy.

Al final del tercer cuarto la distancia no parecía insalvable pero las sensaciones sí (43-53). Los hombres de Peñarroya no encontraban la alegría y el dinamismo necesario en ataque para superar a un rival tan formidable como el Fc Barcelona. Y así se ha desarrollado el último cuarto. El excelente partido de Bogra (18 puntos) no ha tenido demasiado acompañamiento y sólo

David Navarro, con 15 de valoración, ha sido en sus registros habituales.

El próximo sábado en la BMB, a las 21h, recibimos la visita del líder, el Unicaja de Málaga en otro partido complicadísimo para los de Peñarroya.