El Bc MoraBanc Andorra ha ganado hoy por 95-87 el Galatasaray de Estambul turco en un partido vibrante resuelto en la prórroga (77-77) y en el que los de Ibon Navarro han exhibido una enorme fortaleza mental para sobreponerse a las muchas dificultades que ha planteado el partido. La primera y más importante el rival que juega y mucho. Los turcos, que por nombre e historial son aspirantes al título, han mostrado carácter para contener la confianza tricolor (sólida después del partido de Madrid) y para hacer girar el partido donde les interesaba. Y precisamente esta ha sido la mejor noticia de todas. Aunque durante mucho tiempo el MoraBanc no ha podido jugar cómodo se ha cogido al partido con todo y ya ha estado a punto de ganarlo en el minuto 40. Pero con 77-74 y dos tiros libres para los visitantes a los locales les ha pasado lo que teme más un entrenador. El primer libre de Harrison ha entrado y el segundo lo ha lanzado a fallar con posterior rebote ofensivo y canasta sobre la bocina. Empate y prórroga. Visto con perspectiva es un drama del que muchos equipos no se recuperan y más si la primera jugada de la prórroga es un triple. Pero hoy el MoraBanc ha sido terco como una mula y determinado como una piedra. Guiado por un Moussa estelar (20 puntos, 8 rebotes y 27 de valoración) y un Albicy omnipresente (18 puntos y 3 asistencias) el MoraBanc ha sido claramente mejor en la prolongación y ha acabado ganando de 8 puntos. Visto la montaña rusa que ha sido el partido, una victoria merecidísima. Pero es que aunque Batman y Robin han sido Moussa y Albicy, entre los locales se pueden encontrar más héroes. Jelínek está a un nivel altísimo y hoy ha hecho 17 puntos, Ennis ha hecho 12 in Shurna 11. Pero en la recta final, para añadir otro ejemplo positivo, el trabajo en defensa y rebote de Rafa Luz ha sido determinante para ligar el triunfo.

Y es que tal y como están las cosas con derrotas de Estrella Roja y Mónaco hoy contra Ulm y Brescia, el grupo puede pasar absolutamente de todo y hoy ganar era más un tema de supervivencia que de un paso de gigante. El paso atrás se hubiera hecho en caso derrota.

Sobre el partido, buscando hacer una descripción cronológica que decir que el inicio ha sido del MoraBanc, que ha acabado el primer cuarto con un confortable 26-19 y que ha ido al descanso con un 46-37 que era un por engañoso porque los turcos ya habían sacado las garras. El tercer cuarto ha sido visitante (13-21) y ha dejado las cosas en un 59-58 que lo abría todo. Y hay que decir que en esta situación física y de gran exigencia el MoraBanc ha sabido jugar y ganar. De hecho ha tenido que ganar dos veces el partido.

Y la fiesta no se detiene, más bien al revés. Domingo a las 17h llega a la BMB el líder de la Liga Endesa, el Baskonia.